K7 Club de Campo: inversión de 600.000 euros para un nuevo modelo de club en Valencia

K7 Club de Campo: inversión de 600.000 euros para un nuevo modelo de club en Valencia
Entre el centro deportivo y el club social. El centro K7 Club de Campo coge forma en Valencia con una inversión de más de 600. 000 euros para reconvertir una superficie de 36. 000 metros cuadrados en un híbrido entre club social y una instalación deportiva de alto nivel. Un grupo de socios, liderado por el empresario valenciano Jorge M. De Fuentes, impulsa ahora otra inversión de 50. 000 euros en la construcción de un gimnasio exterior en una zona de más de 800 metros cuadrados, para que “todos aquellos que quieran sus entrenamientos, pero busquen espacios abiertos puedan hacerlo con total seguridad”, comenta De Fuentes. A tan solo siete kilómetros del centro de Valencia y en plena sierra de La Mola (Novelda, Valencia), el Club de Campo K7 prioriza recuperar los clientes perdidos tiempo atrás con “el trato personalizado de sus usuarios, la variada oferta deportiva y la vivencia de momentos familiares inolvidables”, según explicaba el propio De Fuentes. El club pretende terminar antes de 2022 una piscina exterior, cuatro pistas cubiertas de pádel y una hípica. En apenas un año desde su puesta en marcha, 470 nuevas familias se han hecho socias del club de campo, llegando así a los 1. 500 socios. Club de Campo K7 cerró el ejercicio fiscal 2020 con una facturación de 1. 100. 000 euros, un 35% más respecto a 2019, el año de su estreno, cuando ingresó una cantidad cercana a los 800. 000 euros. La instalación, reabierta como club de campo en 2019, trata de adoptar un nuevo modelo de negocio mixto para los socios, en el que los miembros tienen un derecho de uso, pagando una cuota fija de entre 115 y 300 euros mensuales, al mismo tiempo que pueden convertirse en accionistas del complejo. El recinto, que cuenta con una superficie de 36. 000 metros cuadrados, incluye un gimnasio interior con equipamiento de última generación, un área social, varias pistas de pádel, de frontón, squash y fútbol sala, además de contar con un pabellón multideportivo. La instalación se puso en marcha como un gimnasio en 1984 y, con el paso de los años, añadió equipamiento variado en su complejo, que actualmente ha sido renovado en su totalidad. El grupo Tutempo, anterior gestora del equipamiento, se declaró en concurso voluntario de acreedores en 2017 y De Fuentes aprovechó en 2019 la oportunidad para hacerse cargo del centro para los próximos diez años. “Después de que la instalación entrara en concurso, contacté directamente con el propietario y acordamos que yo gestionara el complejo de manera integral”, señala De Fuentes, en declaraciones a Palco23. Actualmente, el centro deportivo Club de Campo K7 cuenta con 52 trabajadores, dividido entre instructores, personal de mantenimiento, personal de limpieza y administración. Se espera que, con el paulatino crecimiento de la entidad, el club pueda dar empleo a una cantidad cercana al centenar de personas. “Tuve una infancia en la que el deporte fue muy importante para mí; a mi alrededor sólo había clubes donde solo se podía jugar al tenis o al golf, y yo quería tener un abanico más amplio”, comentaba De Frutos.