Inditex amortigua el descenso de ventas hasta el 11% en agosto

Inditex amortigua el descenso de ventas hasta el 11% en agosto
Inditex emprende la recuperación. A medida que comenzaron a levantarse las restricciones al comercio para contener la pandemia del coronavirus, las ventas del gigante de la distribución de moda comenzaron a amortiguar la caída en mayo, y en el último mes se situaron ya sólo un 11% por debajo del mismo periodo del año anterior. El grupo comenzó su ejercicio en febrero con un crecimiento del 8% respecto a febrero de 2019. En marzo, el cierre de tiendas en buena parte de Europa y, más tarde, también en Estados Unidos le costó a Inditex la mitad de su facturación. El golpe fue todavía mayor en abril, cuando el descenso llegó al 78%. Un mes después, la tendencia comenzó a revertirse y la caída se amortiguó hasta el 51% respecto a mayo del año anterior. “Las operaciones del grupo experimentaron un punto de inflexión en la vuelta a la normalidad operativa”, señala la empresa. Desde entonces, Inditex ha continuado amortiguando el descenso con caídas del 28% en junio, del 17% en julio y del 11% entre el 1 de agosto y el 6 de septiembre. En el mismo periodo del año anterior, la empresa elevó sus ventas un 8%. “Las colecciones primavera-verano fueron muy bien recibidas por nuestros clientes”, señala la empresa. “Debido a nuestro modelo de negocio, las iniciativas estratégicas en curso y las medidas puestas en práctica para afrontar la situación de mercado, Inditex está viendo una rápida recuperación en el segundo semestre”, señala la empresa. El grupo tiene ya un 98% de sus tiendas operativas y asegura que la venta en tienda continúa recuperándose “progresivamente”. La venta online, por su parte, “sigue creciendo a un ritmo destacado”. La mayoría de las tiendas reabrieron a finales de julio, pero se mantienen algunas restricciones. En el acumulado del primer semestre, la empresa facturó 8. 033 millones de euros, frente a los 12. 820 millones de euros del mismo periodo del año anterior, lo que supuso una caída del 37%. El canal online fue de nuevo el salvador del periodo, con un alza del 74%. El resultado neto de la empresa, por su parte, se situó en negativo, en 195 millones de euros, pese a que en el segundo trimestre regresó a números negros.