Trabajo prepara una ayuda para empleados del hogar despedidos por el coronavirus

Trabajo prepara una ayuda para empleados del hogar despedidos por el coronavirus
El Gobierno sigue diseñando a contrarreloj medidas económicas para paliar en la medida de lo posible los efectos de la crisis del coronavirus. Y, tal y como confirmaron fuentes del Gobierno a 20minutos. es, el Ministerio de Trabajo que dirige Yolanda Díaz se encuentra ultimando una ayuda extraordinaria destinada al colectivo de los trabajadores del hogar que hayan sido despedidos o hayan visto reducido a sensiblemente su actividad a consecuencia de la emergencia sanitaria y del parón económico provocado por esta.

De la medida, según explican las fuentes consultadas, podrían beneficiarse los trabajadores adscritos al Sistema Especial para Empleados de Hogar que demuestren que han dejado de prestar servicios total o parcialmente por la crisis, y también aquellos cuyo contrato se haya extinguido con posterioridad a la declaración del estado de alarma. Habida cuenta de que muchos de estos trabajadores prestan servicio en varios hogares, quienes mantengan algunos de sus trabajos podrían compatibilizarlos con el cobro de la prestación.

La medida, que vendría a unirse a otras ya adoptadas como la moratoria hipotecaria o la prestación de hasta el 70% del sueldo para los empleados que sufran un ERTE, se aplicaría de manera extraordinaria únicamente hasta que termine la crisis. Su cuantía será, como máximo, del 70% de la base reguladora (o bases, en el caso de que tuviera varios empleos) por la que ha cotizado el trabajador que se ha quedado desempleado. Y, aunque Trabajo plantea ponerla en marcha durante un plazo inicial de un mes, no se descarta que pueda prorrogarse en función de cómo evolucione la crisis del coronavirus. El Gobierno estudia ahora suspensiones en el pago de alquileres y un suelo de ingresos para familias vulnerables

Con esta medida, el Gobierno busca no dejar desprotegido a un sector especialmente vulnerable de los trabajadores, sostienen fuentes del Ejecutivo. No obstante, muchos de estos empleados (y empleadas, ya que el del hogar es un sector fuertemente feminizado) trabajan sin contrato, por lo que no podrían acogerse a este subsidio. Las fuentes consultadas se limitan a señalar que se están estudiando otras medidas desinadas a la población vulnerable para no dejar desprotegidos a estos empleados. 

Una de las medidas que afectaría a todas las familias en situación de necesidad, con independencia de su situación laboral, sería una prestación que el Gobierno está negociando esta semana destinada a garantizar un suelo de ingresos a todos los ciudadanos. Se trataría de una ayuda destinada a quienes no pueden acogerse a ninguna de las aprobadas por el Ejecutivo en los últimos días, y afectaría, además de a quienes han visto reducidos sus ingresos, a las personas sin ningún tipo de renta. La idea sería establecer un mínimo de ingresos al que el Estado ayudaría a llegar a las familias que no pudieran hacerlo por sus propios medios.

Aún no está claro cuándo se aprobarían estas medidas, aunque el Ejecutivo trabaja a marchas forzadas para hacer frente a la crisis. Este mismo miércoles, el Congreso convalidará tanto la prórroga del estado de alarma como los decretos económicos para hacer frente a la crisis del coronavirus ya puestos en marcha por el Gobierno. Yel ministro de Transportes, JoséLuis Ábalos, dejó caer el lunes que muy probablemente en el próximo Consejo de Ministros se aprueben nuevas medidas para el alquiler. Ahora mismo, el Ejecutivo discute una posible suspensión del pago del arrendamiento a los inquilinos que vean reducidos sensiblemente sus ingresos por la crisis.