Aumentar la formación equivale a mayor empleabilidad, según los expertos

Aumentar la formación equivale a mayor empleabilidad, según los expertos
Mayor formación equivale a más empleabilidad. Así lo aseguran diferentes expertos, que recalcan que cuanto más incrementemos nuestros niveles de conocimiento (formación digital, cultural, idiomas. . . ) mayores opciones de lograr un empleo, y de mejor calidad, tendremos.

Y ello, que siempre es importante, puede resultar fundamental en un contexto de crisis económica como el que vive España a raíz de la pandemia de coronavirus, que ha provocado que el país entre en recesión.

El Banco de España prevé que la cifra de paro se acerque, o incluso rebase, el 20%. Además, el impacto entre los jóvenes es aún mayor.

Por todo, y más que nunca según los expertos, es conveniente aumentar nuestros niveles de formación. Y la recomendación afecta tanto a quienes se encuentran en fase de búsqueda de empleo como a aquellos que ya lo tienen, ya que debido a la crisis económica tal vez podrían perder su puesto de trabajo.

Valentín Bote, director de Randstad, -empresa internacional de Recursos Humanos, asegura a 20minutos que mayor formación es sinónimo de mayor empleabilidad.

"Con carácter general, sin ninguna duda. Hay una correlación casi perfecta entre niveles de estudio y tasas de paro: a mayor nivel de estudios, menores tasas de paro. Pero de manera más específica, hay que destacar que las diferencias que, en materia de empleabilidad, tienen los diferentes estudios universitarios y de FP son enormes. Hay muchas titulaciones que cuentan con una altísima empleabilidad y paro del 0%, mientras que otras no garantizan para nada un gran futuro profesional", subraya. Hay una correlación casi perfecta entre niveles de estudio y tasas de paro: a mayor nivel de estudios, menores tasas de paroEstudiantes en la UMA en una imagen de archivoEUROPA PRESS - Archivo

Rosa Visiedo, rectora de la Universidad CEU San Pablo de Madrid, afirma: "Es una realidad reflejada en varios estudios sobre empleabilidad y que se recoge anualmente en los datos del INE, que señalan que las personas cualificadas cuentan con mayores oportunidades de obtener un puesto de trabajo, ya que su tasa de desempleo está por debajo del 9% frente al 36,5% de la población que carece de formación superior". Las personas cualificadas cuentan con mayores oportunidades de obtener un puesto de trabajo, ya que su tasa de desempleo está por debajo del 9% frente al 36,5% de la población que carece de formación superior

Fernando Tomé, vicerrector de Estudios y Empleabilidad en la Universidad Nebrija, explica: "Hay una fuerte relación inversa entre el nivel de estudios alcanzado y las tasas de desempleo". Palacio de la Magdalena, sede de los cursos de verano de la UIMPAYTO SANTANDER - Archivo

De hecho, según agrega, "el desempleo de los jóvenes titulados universitarios en España es de un tercio frente a los que no pudieron titularse. Y a mayor titulación, menor nivel de paro registrado".

El vicerrector de la Universidad Nebrija es consciente de que "no todos los que quieren formarse pueden hacerlo, así que debemos ser capaces de hacer accesible el estudio al máximo porcentaje de población posible. Si mejoramos el nivel de formación, reduciremos el nivel de desempleo y lograremos que nuestra sociedad sea más justa". Formación a distancia

Valentín Bote, director de Randstad, pronostica que la formación a distancia vía online irá a más y la presencial a menos. "A partir de este momento las personas que busquen una formación van a ver en la online de calidad ventajas adicionales a las que ya tenían. A la comodidad de elegir el mejor momento para formarse se añade ahora la ventaja de la mayor seguridad personal", manifiesta. Cambios por la Covid-19

Uno de los cambios más importante derivados de la pandemia del coronavirus es la implantación del teletrabajo, "que si bien ha sido consecuencia forzosa de los períodos de confinamiento, ya se estaba implantando en muchas empresas con anterioridad", afirma Valentín Bote.

"Pero ahora -añade- se produce un cambio estructural y el recurso al teletrabajo va a ser mucho más común que antes, con sus ventajas y riesgos, especialmente a partir del momento en el que se regule de manera más precisa y las empresas sepan a qué atenerse en esta materia". Qué profesiones irán a más: el boom del área digital

Respecto a qué profesiones pueden ir a más, Rosa Visiedo (rectora del CEU San Pablo Madrid), responde: "La revolución digital ha llegado a todas las profesiones y en todas nuestras facultades estamos incluyendo formación en capacidades digitales, específicas para cada tipo de estudios, con una carga importante en analítica de datos o ciberseguridad, tan necesarias para el mundo de la economía, sanidad, tecnología, etc. ". Estudiantes realizando la EVAU durante la pandemia. Europa Press

Por su parte, Valentí Bote (director de Randstad) coincide en la importancia de la revolución digital. "Las profesiones de tipo tecnológico estaban al alza y la crisis ha reforzado la necesidad de estos perfiles. Ingenieros, informáticos o programadores son ejemplos de profesiones que salen reforzadas", afirma. Las profesiones de tipo tecnológico estaban al alza y la crisis ha reforzado la necesidad de estos perfiles

Al respecto, agrega: "Todos aquellos que trabajen en soluciones digitales para que las empresas puedan vender por estos canales, garantizar la seguridad de las transacciones y permitir que los trabajadores puedan realizar sus funciones a distancia cuentan con un aumento en la demanda. Igualmente los profesionales de la prevención de riesgos también son más demandados, por razones obvias. la formación tecnológica".

Javier Blasco, director de Adecco Group Institute, aconseja mejorar nuestros conocimientos tecnológicos y de internet: "Hay unas competencias tecnológicas básicas que cualquier trabajador que quiera trabajar a distancia debe tener, y no hace falta tener un perfil TIC". 

"Pero para una administración digital, para un comercio online y para nuestro día a día, los ciudadanos tendrán difícil interactuar con personas y entidades sin competencias digitales", advierte.

Blasco recuerda que "hace años no conocer los básicos de la ofimática te cerraba muchas puertas; ahora no tener un smartphone, no tener firma digital o similar, o no saber desenvolverte en la web podrá dificultarte tareas tan básicas como operar con las administraciones, comprar en el supermercado o gestionar tu cuenta bancaria".