China renuncia a fijar un objetivo de crecimiento económico este año por el coronavirus

China renuncia a fijar un objetivo de crecimiento económico este año por el coronavirus
China no tendrá meta que batir este año. Por primera vez desde 1990, la Asamblea Nacional Popular ha renunciado a fijar una previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para este año por la incertidumbre provocada por la crisis del coronavirus. El pronóstico inicial era del 6%, pero debía haber sido revisado en esta reunión después de que el PIB cayera un 6,8% en el primer trimestre, cuando el estallido del Covid-19 en Wuhan paralizó el país durante casi un mes. “Nuestro país se enfrentará a algunos factores que son difíciles de predecir en su desarrollo debido a la gran incertidumbre sobre la pandemia del Covid-19 y el ambiente financiero y comercial del mundo”, dijo Li Keqiang, premier de China. Este año estaba marcado en rojo en el calendario de China, que bajo el Gobierno de Hu Jintao se había marcado varios objetivos económicos hasta 2020 de cara a las puertas del centenario del Partido Comunista que se celebrará el próximo año. Una de esas metas pasaba por duplicar su economía entre 2010 y 2020.