El juez autoriza hospitalizar al etarra Patxi Ruiz, cuya huelga de hambre desató los ataques a la casa de Mendia

El juez autoriza hospitalizar al etarra Patxi Ruiz, cuya huelga de hambre desató los ataques a la casa de Mendia
El preso etarra Patxi Ruiz, en huelga de hambre desde hace unos once días para reclamar su excarcelación, fue trasladado anoche desde la cárcel de Murcia a un hospital, con autorización judicial y en contra de su voluntad, para que un médico valorara su estado de salud tras su rechazo a ser tratado en prisión.

Fuentes de Instituciones Penitenciarias han explicado a Efe que Ruiz, que no ha comunicado a los responsables de la prisión que sigue una huelga de hambre, ha rechazado varias veces que el personal sanitario de la cárcel le visitara. También se negó a ser trasladado a un hospital para su valoración, por lo que la dirección de la cárcel solicitó autorización a un juez para que fuera obligado a ser conducido a un hospital.

Patxi Ruiz cumple condena de 30 años por el asesinato a tiros del concejal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona Tomás Caballero, perpetrado en 1998. Fue expulsado de ETA en 2017 por las críticas públicas del recluso a la estrategia de la izquierda abertzale, a cuyos actuales dirigentes tachó de "liquidacionistas", según ha informado el propio afectado. Su huelga motivó el ataque a la casa de Mendia

El pasado martes a las 22 horas, varios desconocidos arrojaron pintura roja y octavillas con la palabra "asesina" en la vivienda de la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia. Los panfletos aludían a huelga de hambre de Patxi Ruiz y pedían la amnistía total. 

En un comunicado posterior, la comisión ejecutiva del PSE-EE condenó el ataque y advirtió de que "se han cruzado todas las líneas rojas". "Esta gente sobra, como han estado siempre de más en Euskadi la intolerancia y el desprecio a la pluralidad de la sociedad vasca", advirtió.