¿Puedo tomarme una cerveza en la barra? Así será la realidad hostelera con cambios de fase y nuevas normas

¿Puedo tomarme una cerveza en la barra? Así será la realidad hostelera con cambios de fase y nuevas normas
Los bares y restaurantes de los distintos puntos de la geografía española se preparan ya para entrar desde el próximo lunes en una nueva fase de la desescalada prevista por el Gobierno debido a la pandemia del coronavirus. 

La mayoría de provincias encarará la segunda fase del proceso hacia la llamada "nueva normalidad" y el resto, como es el caso de la Madrid, pasará de una vez por todas a la fase 1. No se podrá tomar nada en la barra

¿Qué se podrá hacer y qué no en los bares? En la fase 2, tal y como refleja la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo, se procederá a la reapertura al público de los establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el interior del local siempre que no se supere el 40% del aforo, que estará condicionado a que "se pueda garantizar la distancia mínima de seguridad de dos metros entre los clientes". Es decir: si separando dos metros a cada cliente el aforo del establecimiento se reduce al 30% quedará así fijado. 

El consumo dentro del local únicamente podrá realizarse sentado en mesa, o agrupaciones de mesa, y preferentemente mediante reserva previa. "En ningún caso se admitirá el autoservicio en barra por parte del cliente". Las terrazas seguirán abiertas con el 50% de su capacidad. La ocupación máxima es de diez personas por mesa o agrupación de mesas.

Los bares además podrán ofrecer para servir en el interior tapas "siempre que sea asistido con pantalla de protección, a través de emplatados individuales y/o monodosis debidamente preservadas del contacto con el ambiente", lo que supone que las raciones no se podrán compartir pero sí consumir de manera individual.  Sí estará permitido el encargo en el propio establecimiento de comida y bebida para llevar.

Estos establecimientos deberán eliminar "productos de autoservicio como servilleteros, palilleros, vinagreras, aceiteras, y otros utensilios similares, priorizando monodosis desechables o su servicio en otros formatos bajo petición del cliente". Por su parte, los locales de discotecas y bares de ocio nocturno deberán seguir cerrados. Mismas reglas para municipios de 10. 000 habitantes en fase 1

Por otra parte, el Gobierno ha publicado este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la orden SND/427/2020, de 21 de mayo, por la que se flexibilizan ciertas restricciones a pequeños municipios y a entes locales de ámbito territorial inferior.

De esta forma, el Ejecutivo permite desde este viernes que en los bares y restaurantes de los municipios de menos de 10. 000 habitantes y con una densidad de población inferior a 100 habitantes por km2 que estén en fase 0 o 1 puedan aplicarse las medidas previstas para la fase 2. Solo consumo en terraza

Por su parte, en los territorios de más de 10. 000 habitantes que pasen a la fase 1, como Madrid o Barcelona, o sigan en ella, como Valencia, los bares y restaurantes podrán abrir sus terrazas al 50% de su capacidad con una ocupación máxima de diez personas por mesa o agrupación de mesas.

En principio, en esta fase se contemplaba una apertura de los veladores al 30%, pero la presión de la patronal hostelera hizo rectificar el Ejecutivo y elevar el porcentaje hasta el 50%. Los locales que no dispongan de terraza deberán seguir ofreciendo comida para llevar o reparto a domicilio a la espera de entrar en la siguiente fase de la desescalada.

Hostelería Madrid, la patronal hostelera madrileña, prevé que con esas limitaciones solo un 5% de los bares y restaurantes que disponen de terraza en la Comunidad de Madrid -unas 1. 500 máximo- abrirá el lunes debido a que para estos negocios supone afrontar un riesgo enorme abrir con unas perspectivas de consumo "muy débiles".