Consecuencias climáticas para Madrid por los graves daños tras la nevada a su 'pulmón': "Se notará en la temperatura"

Consecuencias climáticas para Madrid por los graves daños tras la nevada a su 'pulmón': "Se notará en la temperatura"
Filomena ha arrasado con gran parte del arbolado madrileño. En un primer recuento, el Ayuntamiento estima que 150. 000 de los 800. 000 árboles que hay situados en la red viaria y en las zonas verdes de los barrios podrían presentar daños de distintos grados. Es decir, un 18% del total. Pero esto es solo el principio.

"Vamos completando los datos, haciendo balance conforme vamos colaborando con la retirada de árboles caídos en la ciudad, señala a este medio el director general de Gestión del Agua y Zonas Verdes, Francisco Muñoz García. En cuanto al arbolado de las calles "es posible que se vaya incrementando la cifra, pero no sabemos el grado de magnitud porque hay muchas vías que aún son intransitables", explica el técnico municipal.

A la pérdida de arbolado en las vías se suma la de los parques y jardines, sin duda, los más perjudicados. "Sí podemos decir que dentro de parques históricos ha sido una afección desigual. Los parques singulares como Madrid Río o Juan Carlos I y Juan Pablo II oscilan entre un 10 y un 15% de los parques afectados. En los históricos, como el Retiro, la afección ronda el 70%. La más perjudicada ha sido la Casa de Campo que, por el momento, supera el 80% de ejemplares con destrozos".

Por todo ello, desde anteayer está prohibida la entrada a estos parques. "De esta situación se deriva un peligro para la seguridad pública, lo que ha llevado a decidir que, con el fin de proteger la integridad física de las personas, resulta imprescindible proceder al cierre de los parques y zonas verdes municipales, así como de las instalaciones recreativas infantiles y deportivas existentes en los parques, jardines y zonas verdes de la ciudad de Madrid", anunció anteayer el delegado de Medio Ambiente, Borja Carabante.

Y es que, según explicó, se constatan riesgos latentes en el arbolado, como son los derivados de la acumulación de agua en oquedades de los árboles que, bajo condiciones de heladas, provocarán el efecto cuña con los consiguientes desgarros; las ramas rotas retenidas en la trama de las copas quedarán expuestas a la acción del viento y la humedad del suelo, próxima a la saturación, que es un factor de vuelco en árboles cuyo sistema radicular es superficial.

El alcalde José Luis Martínez-Almeida informó el miércoles de que está preparando un contrato de emergencias para, en un plazo de 60 días, "revisar todo el estado del arbolado de la ciudad y actuar de forma inmediata sobre aquellos árboles que sean necesarios". La visión de Francisco Muñoz, director general de Gestión del Agua y Zonas Verdes de Madrid"Ya estamos poniendo las bases para la recuperación"

¿Cuál es el objetivo prioritario ahora mismo? 

Retirar todos los obstáculos de la vía pública. Es fundamental que las calles queden lo más despejadas posible. 

Eso en las calles. ¿Están actuando en parques y jardines? 

No, los efectivos están concentrados en lo que es fundamental para la ciudad: retirada de árboles en la red viaria.

¿Cuánto le llevarán estos trabajos?

Nos va a llevar bastante tiempo. No podemos estimar las semanas o incluso los meses porque desconocemos la magnitud sobre la que hay que actuar. Ya no solo de la vía, sino del propio árbol, este dato es fundamental para conocer el volumen de materia a retirar y saber los medios de transporte necesarios y el cronograma de actuación.

¿Cuántos jardineros se dedican en exclusiva a esta labor?

Hay operando 64 equipos retirando árboles en vía pública. Y cada equipo está formado por un camión de transporte, un especialista que lleva motosierra y otros tres operarios.

¿Podrían haberse anticipado? No era posible. La causa fundamental del perjuicio en los árboles ha sido el sobrepeso de la nieve. Para que un árbol pudiera haber resistido tendríamos que haberlo sometido cada año a estos pesos. En Madrid hay más de cinco millones de árboles y no es posible protegerlos.

¿Cuál es el plan para la recuperación? 

Primero haremos un diagnóstico para ver los ejemplares dañados. Pero ya estamos poniendo las primeras bases para la reestructuración del arbolado. La visión de Luciano Labajos, portavoz de Ecologistas en Acción"La pérdida de los árboles se notará en la temperatura"


¿Ha habido antecedentes en la ciudad?

El desastre de la nevada puede ser comparable al tornado que hubo en Madrid en 1886. Destruyó el arbolado de la ciudad. Ahora estamos ante un daño de características parecidas del que tardaremos años en recuperarnos.

¿Podrían haberse evitado algunos daños?

La catástrofe era inevitable pero sí tenemos que aprender de esto. Llevamos años diciendo que el arbolado de Madrid no estaba en buenas condiciones. Para nosotros no es tan importante el número de especies como la calidad de las mismas. No vamos a hacerle leña del árbol caído.

Madrid tiene la oportunidad de empezar de cero. ¿Qué propone? 

Es buen momento para partir de cero y planificar. Estamos en un momento de cambio climático. Hay que seleccionar especies no por su valor estético sino las que son rústicas y resistentes. Por ejemplo, las autóctonas, como la encina.

¿Qué le preocupa?

Al tener que darse mucha prisa, que las cosas se hagan sin cuidado. También que se subcontraten todos los trabajos. Nos vamos a fijar en la calidad de limpieza y restauración.

¿En qué notarán los madrileños la pérdida?

Además de en la estética y en el patrimonio, lo notarán en la temperatura. Hay estudios que demuestran que una calle con árboles da más humedad en verano y ofrece mayor calidad de vida.

¿Qué valor da ser Green Capital?

Está demostrado que los árboles mejoran nuestra salud mental. Por eso son más caros los pisos con vistas a zonas verdes