La historia de superación de Mónica, dueña de La Madrina, emociona a Chicote en 'Pesadilla en la cocina'

La historia de superación de Mónica, dueña de La Madrina, emociona a Chicote en 'Pesadilla en la cocina'
Pesadilla en la cocina viajó este jueves a Madrid para salvar La Madrina, un restaurante de comida latina marcado por el carácter difícil de su dueña, Mónica Zambrano, que no aceptaba las críticas ni se dejaba aconsejar por nadie.

La jefa del local quería controlar absolutamente todo sin atender a razones. Tanto es así que su comportamiento le costó el declive del negocio, arriesgando el sueño familiar. Además, a este problema se sumaba que la gran cantidad de comida que servían no compensaba los precios tan bajos del menú. 

Tras conocer al personal, probar la comida y observar el caos que reinaba en La Madrina durante los servicios, Alberto Chicote rozó la desesperación. Y es que Mónica ignoraba completamente al chef: no aceptaba sus consejos, no le dirigía la palabra e incluso lo miraba con desprecio. Chicote se siente ignorado por Mónica

El chef de La Sexta se quejó de la lentitud de los servicios y de la cantidad de comida que regresaba a la cocina. Asimismo, lo que más le molestó fue la indiferencia de Mónica: "Madrina, ¿me oyes?", le insistía Chicote a la regente, que se limitaba a mirarle en silencio, sin devolverle ninguna contestación. 

"Me ninguneas, me ignoras y me haces sentir una mierda", le abroncó entonces el presentador, que, una vez acabado el primer servicio, esperaba ver un cambio de actitud en la ecuatoriana.

Sin embargo, la situación no mejoró en el siguiente servicio, ya que ambos volvieron a discutir: Mónica aseguró que no podía concentrarse si el chef se dirigía hacia ella a base de gritos. "¡Ay, la virgen santa del amor hermoso, qué desesperación de mujer!", exclamó Chicote, que no entendía qué ocurría. 

🤷‍♂️ Ante ese silencio de la dueña de 'La Madrina' mientras @albertochicote le pregunta por los platos que vuelven a la cocina, el chef se resigna: "Ya me estoy acostumbrando a que no me hagan ni caso". #pesadillamadrinahttps://t. co/zipVVJ0h2X— pesadillaenlacocina (@pesadillacocina) February 13, 2020El chef descubre el trágico pasado de Mónica


El presentador decidió reunirse con Mónica, su hijo y su hija para charlar sobre la situación de La Madrina, pero durante la conversación se encontró con una inesperada sorpresa: el chef descubrió que la jefa del negocio fue captada en una red de prostitución tras su llegada a España, pasando por un infierno. 

Mónica aseguró que su actitud había cambiado a raíz de lo que le ocurrió años atrás. La cocinera logró escapar del prostíbulo donde se encontraba y, a partir de ese momento, decidió empezar de cero y formar su propio restaurante, aunque el recuerdo de esta mala época todavía le persigue. La historia removió a Chicote, que, tras quedarse en shock, admiró su valentía. 

De esta manera, el presentador le prometió que no volvería a ser tan duro con ella y ambos se dieron una segunda oportunidad. Esto motivó a Mónica a levantar La Madrina a partir del servicio de reapertura, que se desarrolló correctamente, dejando muy satisfecho al conductor del espacio de Atresmedia. 

Mónica, dueña de 'La Madrina', cuenta a @albertochicote que vino a España porque no tenía trabajo en Ecuador y se encontró con que la habían vendido a un prostíbulo: "Me escapé de ahí. Abrí la ventana, tiramos un colchón y escapamos". #pesadillamadrinahttps://t. co/3bXtSRCoEJ— pesadillaenlacocina (@pesadillacocina) February 13, 2020

Todas las mesas felicitaron al equipo de 'La Madrina'. ¡Eso tiene que significar algo! 😉 #PesadillaMadrinahttps://t. co/zhxEliuxlzpic. twitter. com/i2BJTF5xve— pesadillaenlacocina (@pesadillacocina) February 13, 2020