J.K. Rowling revela la poco romántica pero real historia de dónde nació Harry Potter

J.K. Rowling revela la poco romántica pero real historia de dónde nació Harry Potter
La leyenda, o los dueños del local, atribuían a un pequeño restaurante de Edimburgo como el lugar donde nació la saga de libros de Harry Potter. De hecho, en la fachada de The Elephant House puede leerse: "Lugar de nacimiento de Harry Potter". Pero ahora la propia J. K. Rowling, autora de los libros del mago más famoso, ha contado la verdadera y menos romántica historia sobre dónde comenzó a escribir su mega éxito. 

Fue un fan hispanohablante el que levantó la liebre, al tuitear una foto de The Elephant House y preguntar directamente a la escritora qué había de cierto en el rótulo de la fachada. Lo que no se esperaba el fan es que aquello desatara todo un hilo de J. K. Rowling en Twitter desmintiendo falsas leyendas sobre el nacimiento de Harry Potter. 

"Estaba pensando en poner una sección en mi sitio web sobre todas las presuntas inspiraciones y lugares de nacimiento de Potter. Había estado escribiendo Potter durante varios años antes de poner un pie en este café [The Elephant House], así que no es el lugar de nacimiento, pero sí escribí allí, ¡así que lo dejaremos estar!", respondía la escritora. 

Y, ¿dónde se comenzó a escribir Harry Potter? Pues en un piso del número 94 de St John's Road, encima de una tienda de deportes. Menos romántico que un restaurante con vistas al castillo de Edimburgo, pero más real. 

"Este es el verdadero lugar de nacimiento de Harry Potter", confesaba Rowling con una foto del lugar. "Si definimos 'lugar de nacimiento' como el lugar donde puse la pluma en el papel por primera vez, estaba alquilada en una habitación en un piso sobre lo que entonces era una tienda de deportes. Los primeros ladrillos de Hogwarts se colocaron en un piso en Clapham Junction", revelaba.

Pero si definimos el lugar de nacimiento de Harry Potter "como el momento en que tuve la idea inicial", entonces "fue en un tren Manchester-Londres. Pero siempre me divierte la idea de que Hogwarts se inspirara directamente en hermosos lugares que vi o visité aunque está muy lejos de la verdad", hacía ver la autora.

Ya puesta, también contradijo a quienes afirman que la espectacular librería de Oporto Livraria Lello fuera donde se inspiró para crear Hogwarts. "Nunca visité esta librería en Oporto. ¡Ni siquiera sabía de su existencia! ¡Es hermosa y desearía haberla visitado, pero no tiene nada que ver con Hogwarts!", explicaba. 

Aunque sí escribió en Portugal: "Si alegra a las personas que están decepcionadas por la librería en Oporto, escribí aquí a veces. Este fue probablemente el café más hermoso en el que escribí, en realidad. The Majestic Cafe en Rua Santa Catarina", concedía la escritora.

J. K. Rowling siguió, en su hilo, recorriendo lugares especiales para la saga de novelas de Harry Potter. "Este edificio está en Manchester y solía ser el Bourneville Hotel (estoy bastante segura de que es este edificio, pero podría ser el que está al lado). De todos modos, pasé una sola noche allí en 1991, y cuando me fui a la mañana siguiente, inventé el Quidditch", rememoraba la autora.

"A veces escucho que Hogwarts se basó en una u otra de las escuelas de Edimburgo, pero eso también es 100% falso. ¡Hogwarts se creó mucho antes de que elogiara a ninguna de ellas! Sin embargo, terminé Hallows [Harry Potter y las reliquias de la muerte] en el Balmoral [un hotel en Edimburgo, Escocia], y no puedo mentir, estaría por delante que el Bournville", confesaba Rowling.

También hay cosas ciertas, como que escribió en el Nicholson Cafe, también en Edimburgo. "¡Esa es verdad! Solía escribir en Nicholsons todo el tiempo. Una vez escribí un capítulo entero allí del tirón y apenas cambié una palabra después. Esos son los días que recuerdas. Creo que Nicolsons es ahora un restaurante chino", decía con añoranza. 

La naturaleza también inspiró a Rowling y así como la leyenda dice que a Newton se le ocurrió la teoría de la ley de la gravedad tras caerle encima una manzana, a ella se le ocurrió la escena de la compra de la varita de Harry debajo de un árbol.

"Escribí la parte donde Harry compra su varita sentada debajo de un árbol", cuenta y adjunta a su tuit una foto del árbol, sin decir dónde está exactamente y previniendo: "no puedo garantizar absolutamente que no hayan quitado el árbol viejo y plantado uno nuevo en el mismo rincón del campo. No he estado allí por casi 30 años, pero creo que es este". 

J. K. Rowling también desmiente unos cuantos lugares más donde nunca estuvo y que habitualmente se citan como lugares en los que se inspiró, como un par de calles que nunca fueron referencia para el callejón Diagon. 

I was thinking of putting a section on my website about all the alleged inspirations and birthplaces of Potter. I’d been writing Potter for several years before I ever set foot in this cafe, so it’s not the birthplace, but I *did* write in there so we’ll let them off! https://t. co/xDOsrbiZwu— J. K. Rowling (@jk_rowling) May 21, 2020