La Uefa expulsa al City de la Champions hasta 2022 y le multa con 30 millones

La Uefa expulsa al City de la Champions hasta 2022 y le multa con 30 millones
El Manchester City ve comprometido como nunca su proyecto. La Uefa ha anunciado que el Cuerpo de Control Financiero de Clubes (Cfcb) considera probado que el club “cometió infracciones graves” del fair play financiero al “exagerar sus ingresos de patrocinio”. Y la sanción propuesta no es menor: expulsado de la Champions League y Europa League hasta 2021-202 y una sanción de 30 millones de euros. La investigación no sólo tiene en cuenta estas irregularidades en la presentación de cuentas entre 2012 y 2016, sino que, además, el equipo controlado por el emirato de Abu Dhabi “no cooperó” en ningún momento para facilitar el trabajo de los inspectores. Ello, pese a que las filtraciones de Football Leaks evidenciaban la mala praxis. La cámara de resoluciones que preside José da Cunha Rodrigues ha notificado hoy la sanción, que el City podrá recurrir ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS, por sus siglas en inglés). En caso de que así sea, como es previsible, la publicación de los razonamientos para imponer tal sanción no se harán públicos hasta el laudo arbitral. El precedente no es bueno para el City, pues el CAS ya rechazó la apelación del club de fútbol a la decisión de la Uefade reabrir el caso sobre posibles incumplimientos de las normas de fair playfinanciero por parte del equipo británico. En ningún caso supone prejuzgar si se ha actuado correctamente. “Estamos decepcionados, aunque no sorprendidos por el anuncio de hoy por parte de la Cámara de Adjudicación de la Uefa. El club siempre ha anhelado la necesidad principal de buscar un organismo y un proceso independientes para tratar de forma imparcial el cuerpo completo de evidencias irrefutables como soporte de su posición”, explica el City en un comunicado. En el mismo, denuncia que el investigador jefe anticipó públicamente en diciembre de 2018 el resultado y la sanción que pretendía imponer, incluso antes de comenzar cualquier tipo de investigación. “El consiguiente proceso, defectuoso y constantemente filtrado por parte de la Uefa, que él mismo supervisó dejaba pocas dudas acerca de cual sería el desenlace”, critica. Y, por último, avanza que recurrirá en busca de “un juicio imparcial con la máxima celeridad posible”. El pasado mes de mayo, el Cuerpo de Control Financiero de Clubes (Cfcb) remitió al City la resolución del informe de la Uefa una vez concluida la investigación por presunta falsedad de sus contratos de patrocinio. En el contenido del informe final elaborado por los investigadores independientes se aprecian correos electrónicos entre altos cargos del club para modificar al alza las contraprestaciones de algunos acuerdos con empresas controladas desde Abu Dhabi. De las corporaciones que tenían relación directa con el club citizen a través de su dueño suponían más de la mitad de los ingresos comerciales en 2012, con 127,5 millones de libras (146 millones de euros), un importe que hoy equivale al 50% de este departamento. Estas modificaciones, además, se fijaron en función de las necesidades y se mantuvieron tras la primera sanción de la Uefa por incumplimiento del fair play financiero. El club británico consolidó su rentabilidad en 2018-2019 con un beneficio de 10,1 millones de libras (12 millones de euros). Fue una temporada en la que elevó su facturación un 7%, hasta 535,17 millones de libras (640,68 millones de euros) en ingresos ordinarios. A este importe se sumaron las plusvalías por traspasos, que fueron de 39 millones de libras (46,6 millones de euros). El principal generador de ingresos fue el negocio televisivo, que se situó en 167,5 millones de libras(200,5 millones de euros), un 6,7% más que en 2017-2018, mientras que la correspondiente a la Champions League avanzó un 56,9%, hasta 85,66 millones de libras (102,5 millones). La mejora de los ingresos audiovisuales compensó el retroceso del 2,8% en la recaudación por día de partido, que se situó en 55 millones de libras (65,8 millones de euros). Los citizen defendieron que, a número de partidos comparables, los ingresos por matchday habrían subido. La asistencia media, eso sí, mejoró de forma sensible, pasando de 54. 073 fans a 54. 132 personas. También retrocedió la actividad comercial al celebrar menos eventos en el Etihad Stadium.  En total, este negocio bajó un 2,3%, hasta 227 millones de libras (271,7 millones de euros). Para este año se espera revertir la situación, después de que a la renovación de contratos clave como el de Nissan se le sume la llegada de nuevos partners como Puma. Son varias las palancas en las que se apoya el club para hacer frente a su elevado gasto en nóminas, que en 2018-2019 aumentó un 21,4%, hasta 315,26 millones de libras (377,4 millones de euros). Parte de ese incremento de salarios se compensó con un menor gasto en amortizaciones de inmovilizado, vinculado a los fichajes y que bajó un 5,7%, hasta 126,56 millones de libras (151,5 millones). El resto de gastos de explotación bajaron un 10%, hasta 118,5 millones de libras (141,8 millones de euros).