LaLiga se tiñe de rojo: pérdidas de 5,7 millones y caída del 2% de los ingresos

LaLiga se tiñe de rojo: pérdidas de 5,7 millones y caída del 2% de los ingresos
LaLiga sufre las consecuencias del Covid-19 en sus cuentas. La gestora del fútbol profesional finalizó el ejercicio 2019-2020 (cerrado el pasado 30 de junio) en números rojos, con unas pérdidas netas de 5,72 millones de euros. La cifra de negocio de LaLiga, por su parte, se encogió un 1,86% y se quedó, de nuevo, a las puertas de los 2. 000 millones de euros. Según las cuentas aprobadas el lunes por la asamblea de los clubes españoles de fútbol, LaLiga entró en pérdidas en el último ejercicio, pues en 2019 la entidad contabilizó un resultado neto positivo de 1,76 millones de euros, según el balance consolidado del ejercicio finalizado el pasado 30 de junio. El resultado de explotación del organismo se situó, asimismo, en negativo, con unas pérdidas de 4,53 millones de euros, frente al resultado positivo de 3,05 millones de euros de doce meses antes. Las cuentas individuales de LaLiga, es decir, aquellas que reflejan únicamente el negocio generado por el fútbol español, reflejan un retroceso del 1,88% en los ingresos, hasta 1. 902 millones de euros. El resultado del ejercicio se situó en cero, frente al beneficio de 14. 000 euros de 2019. En términos consolidados, LaLiga cerró el ejercicio 2020 con una cifra de negocios consolidada de 1. 921 millones de euros, frente a los 1. 957 millones de euros del ejercicio anterior. Por líneas de negocio, la que experimentó un mayor retroceso fue la prestación de servicios de mantenimiento de recintos deportivos, mientras los ingresos por patrocinio y licencias se dispararon. Con la paralización de la competición, los ingresos por prestación de servicios de mantenimiento de recintos experimentaron una caída del 17,6%, hasta poco más de diez millones de euros. La comercialización de derechos audiovisuales, la principal línea de ingresos de la entidad, experimentó un descenso del 2,6% en el último ejercicio, hasta 1. 815 millones de euros. Este retroceso es consecuencia, según LaLiga, “del efecto neto de los siguientes dos factores”: incremento de los ingresos de los contratos asociados a los derechos audiovisuales por 58 millones de euros y decremento de los ingresos y el efecto de la suspensión temporal de la competición por el Covid-19. El ejercicio fiscal de LaLiga termina el 30 de junio de cada año, pero la finalización de la competición en julio por la paralización por el estado de alarma para contener la pandemia del Covid-19 ha provocado que, “de acuerdo con el principio de devengo, ingresos y gastos asociados a la temporada 2019-2020 se tengan que reconocer contablemente en el ejercicio económico que comienza el 1 de julio de 2020”. Esta situación afecta, según LaLiga, al segmento de comercialización de derechos audiovisuales. En el área de patrocinio, LaLiga registró un aumento del 18,69% en el último ejercicio, hasta un total de 92,44 millones de euros. Este incremento es consecuencia de la firma de nuevos contratos (con Puma, BKT y Livescore en Europa entre los principales) y las renovaciones de contratos en vigor con incremento de honorarios, con Budweiser y EA Sports en América como los más representativos. Por regiones, América se mantiene como la principal generadora de ingresos de LaLiga en términos de patrocinios y licencias, con un alza del 48% en el último ejercicio, hasta 18,27 millones de euros. En Europa, con un total de 16,84 millones de euros, el alza se ha situado en el 71,31%, mientras en Asia LaLiga ha incrementado sus ingresos de patrocinio un 16,71%, en Oriente Medio lo ha hecho un 16,98% y en España los ha mantenido estables.