Más de 4.500 empresas en Euskadi pueden conocer su huella de carbono gracias a una nueva herramienta de BBVA

Más de 4.500 empresas en Euskadi pueden conocer su huella de carbono gracias a una nueva herramienta de BBVA
Más de 4. 500 empresas en el País Vasco pueden conocer su huella de carbono gracias a una herramienta que ha lanzado BBVA para facilitar el calculo de los gases de efecto invernadero que emiten a la atmósfera con su actividad diaria. Se trata del primer banco del mundo en usar analítica de datos para realizar esa estimación. Esta herramienta ha sido presentada en una rueda de prensa telemática ofrecida, entre otros, por el responsable Global de Soluciones Sostenibles en BBVA, Daniel Navia, y el director de Transformación para clientes empresariales de BBVA en España, Oscar Méndez. En su comparecencia, han explicado que BBVA ha incorporado una nueva funcionalidad al agregador financiero One View que, a través del análisis de datos, permite a las empresas conocer la cantidad de gases de efecto invernadero que emiten a la atmósfera con su actividad diaria. En la actualidad, alrededor de 120. 000 empresas ya utilizan el agregador inteligente para empresas BBVA One View y, desde ahora, podrán obtener su huella de carbono "de manera gratuita" y conocer el impacto medioambiental de su actividad. En Euskadi, 4. 543 empresas pueden tener ya esa información gracias a la analítica de datos de BBVA One View. El responsable Global de Soluciones Sostenibles en BBVA, Daniel Navia, ha destacado que es una funcionalidad "muy relevante" que permite sin introducir "ningún dato" conocer la huella de carbono, que es un "factor fundamental de la gestión ambiental de una empresa". Según ha subrayado, las empresas clientes del BBVA pueden hacer uso de esta herramienta en la que el banco se basa en el big data y la analítica de datos para poder hacer este cálculo y sin "los costes habituales" que habitualmente supone contar con esta estimación. Asimismo, ha destacado que es un "proyecto muy pionero" porque, aunque hay otras soluciones, no "hay ningún banco en el mundo" que ofrezca una herramienta "automática, basada en el uso de big data y de conocimiento del cliente para que pueda tener su estimación sin hacer nada". Navia ha subrayado la importancia que tiene para una empresa conocer la huella de carbono que se deriva del consumo energético que se realiza, teniendo en cuenta que, si se reduce ese consumo, disminuye el impacto ambiental y también la estructura de costes. En este sentido, ha destacado que en el actual contexto de crisis derivada de la pandemia del coronavirus, la dimensión del ahorro energético es "muy relevante" para que las empresas puedan mantener una "estructura de costes adelgazada para sobrevivir". En la comparecencia, han apuntado que una pyme puede tener unos ahorros medios del 30% si toma distintas medidas para reducir su coste energético. Navia ha añadido, además, que en la etapa post-covid la recuperación tiene que venir "vinculada a la sostenibilidad" y cree que, en este ámbito, se puede abrir una "ventana de oportunidad" para las empresas que realicen inversiones. Por lo tanto, conocer la huella de carbono es el "primer paso" para implementar acciones que ayuden a reducir gastos en energía, al mismo tiempo que generan un "impacto positivo" en el planeta. A partir de esta información, podrán explorar nuevas líneas de negocio, "más sostenibles, que facilitarán su recuperación en un nuevo contexto". Navia ha destacado que BBVA quiere ayudar a sus clientes empresariales a conseguir ese "posicionamiento diferencial", donde ese impacto medioambiental positivo sea además "compatible con las tecnologías más eficientes y competitivas". "La digitalización de estas soluciones es particularmente útil a las pymes que están empezando en el camino de la sostenibilidad y que, ahora más que nunca, necesitan reinventarse para dar respuesta a los cambios que la crisis del coronavirus ha introducido en la economía y en nuestras vidas", ha señalado. Asimismo, Navia ha destacado que es una "potente" herramienta que encaja con la estrategia de sostenibilidad del BBVA, que busca ayudar a sus clientes en la búsqueda de una sostenibilidad "eficiente y competitiva". "HERRAMIENTA SENCILLA" Por su parte, el director de Transformación para clientes empresariales de BBVA en España, Oscar Méndez, ha destacado que esta herramienta ayuda a las empresas clientes del banco a "tomar decisiones en sus negocios" en el ámbito de la sostenibilidad y su principal valor es "la sencillez". Según ha subrayado, a través de esta funcionalidad son capaces de "traducir los euros" del consumo energético "en toneladas de emisiones de CO2". Oscar Méndez ha indicado que la herramienta realiza un calculo "aproximado" de la huella de carbono con un nivel de aproximación "muy alto", y la variación media puede ser un "15% arriba o abajo". USO HERRAMIENTAEn concreto, One View, el agregador inteligente para empresas, facilita el cálculo de la huella de carbono a partir de los movimientos que se producen en las cuentas agregadas de la empresa relacionados con los gastos de electricidad, gas o combustible. Con esta información, la nueva funcionalidad convierte los gastos en energía en toneladas de CO2 emitidos a la atmósfera por la actividad empresarial. Para ello, y sin que el cliente tenga que introducir ningún dato adicional, se aplica el correspondiente factor de emisión de CO2 a la estimación de la cantidad de energía consumida en cada uno de esos gastos. Una vez calculada la huella de carbono de la empresa en toneladas de CO2 que emite a la atmósfera, esta herramienta muestra su evolución mensual junto con la de los gastos energéticos asociados. Las empresas pueden hacer así un seguimiento de sus emisiones y también de sus gastos de energía. Además, se presenta esta información de manera simplificada usando referencias como el número de árboles que equivalen a una tonelada de carbono, por ejemplo. Todo ello, a juicio de la entidad, fomentará la concienciación de la empresa sobre las consecuencias medioambientales que su actividad productiva tiene en el planeta. Además, con el objetivo de que los clientes empresariales avancen en su transición hacia un modelo más sostenible, BBVA One View ofrece recomendaciones prácticas sobre qué medidas pueden adoptar para ser más eficientes energéticamente y de esta forma mejorar su cuenta de resultados. El cálculo de la huella de carbono puede también ampliar las capacidades de negocio de una empresa al obtener, bajo ciertas condiciones, una mayor puntuación a la hora de optar a concursos abiertos por la administración pública. Dentro de su estrategia por la sostenibilidad, el BBVA se ha comprometido a ser neutro en emisiones de CO2 en 2020 y para 2025 se ha fijado el objetivo de reducir un 68% sus emisiones de CO2 con respecto a 2015 y que el 70% de la energía contratada en todo el mundo sea renovable. La entidad ha destacado que reducir el impacto de su actividad sobre el medio ambiente es uno de los objetivos de su BBVA para luchar contra el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible, pero además quiere ayudar a sus clientes empresariales "en su transición hacia un modelo más sostenible". Por ello, BBVA también movilizará 100. 000 millones de euros entre 2018 y 2025 en financiación sostenible, de los que ya ha alcanzado casi una tercera parte, según las cifras disponibles a cierre de 2019.