Cuándo acabará la pandemia: la respuesta si repasamos otros fenómenos similares en la historia

Cuándo acabará la pandemia: la respuesta si repasamos otros fenómenos similares en la historia
Nos acercamos al año completo desde que estallara la pandemia del coronavirus, un fenómeno global que cuenta ya con más de 37 millones de infectados y un millón de muertos en todo el mundo. Pasan los meses y nos preguntamos: ¿Cuándo acabará la pesadilla? La historia puede servirnos, más o menos, de guía.

Tal y como recoge en un artículo Nükhet Varlik, profesora de historia en la Universidad de Carolina del Sur y experta en historia de la medicina y las enfermedades (publicado en en Science Alert) los epidemiólogos usan modelos matemáticos para estimar cuánto tiempo convivirá con nosotros la pandemia del coronavirus. El problema es que no es tan sencillo, porque estos modelos pueden diferir totalmente de lo que ocurre en la realidad. Por eso, Varlik propone, más que mirar al futuro, mirar al pasado.

Varlik recuerda cómo predicciones como que el calor acabaría con el virus o que alcanzaríamos pronto la inmunidad de rebaño no se han cumplido. Ahora, sí sabemos que la abundancia de tests, la distancia física o el uso de mascarillas sí funciona. Y aunque todo el mundo mira a la vacuna como la meta a alcanzar, puede que el coronavirus nunca nos abandone y se haga endémico, como la gripe. Y es que la historia está llena de ejemplos similares.

La profesora Varlik recuerda que las bacterias, virus y parásitos que han provocado enfermedades en los últimos miles de años siguen con nosotros, porque es imposible erradicarlos totalmente. Sólo la viruela ha conseguido ser borrada gracias a las campañas de vacunación masiva puestas en marcha en los 60, 70 y 80. 

Pero es una excepción. La malaria es tan antigua como la propia humanidad, recuerda Varlik, y todavía hoy es un grave problema. En 2018, se produjeron en la Tierra 228 millones de casos de malaria y más de 400. 000 muertes por su causa.

La tuberculosis, la lepra o el sarampión han convivido con nosotros durante milenios y aún no han sido erradicadas. Tampoco se ha conseguido con otras más jóvenes como el VIH, el ébola, los distintos tipos de gripes y los otros coronavirus como el SARS o el MERS.

Nuestro estilo de vida moderno (cambio climático, viajes globales, etcétera) contribuyen que sigamos expuestos a enfermedades infecciosas. El ejemplo de la peste

La profesora Varlik afirma que el mejor ejemplo histórico es la peste, enfermedad que causa la bacteria Yersina pestis, que se ha manifestado al menos tres veces en forma de pandemia en los últimos 5. 000 años, que ha matado a cientos de millones de personas en todo el mundo y cuyo principal manifestación fue la Peste Negra, a mediados del siglo XIV.

Varlik recuerda que la peste regresaba en oleadas cada década o menos, y lo hizo durante seis siglos. No fue hasta la revolución sanitaria del siglo XIX cuando estas oleadas fueron espaciándose hasta hacerse imperceptibles. Pero aun así, todavía hoy se producen casos (y muertes) de peste.

Por eso, la profesora Varlik afirma que la clave son los programas de vacunación. Recuerda cómo el sarampión y la polio resurgen en cuanto las vacunaciones no se producen. 

"La humanidad solo puede esperar que el coronavirus que produce la Covid-19 sea un patógeno tratable y erradicable, pero la historia de las pandemia nos enseña a esperar lo contrario", concluye la experta.