Joan Sol (Boston Consulting Group): “Habrá recuperación en K, con ganadores y perdedores”

Joan Sol (Boston Consulting Group): “Habrá recuperación en K, con ganadores y perdedores”
¿Cómo será la nueva normalidad para la moda? A esta pregunta hizo frente ayer Joan Sol, socio de la consultora Boston Consulting Group, y director de la oficina de Barcelona, en el programa de charlas 080 Business Talks, organizado por Modaes. es en el marco de la celebración de 080 Barcelona Fashion. El experto destacó los cambios que está atravesando el sector, y que, para él, la recuperación será en K, “con ganadores y perdedores”. Sol defendió que la crisis del coronavirus ha provocado tres importantes cambios en la industria de la moda: la reducción del tamaño, el auge del online y el cambio coyuntural del mix de productos. El experto señaló que es evidente que habrá menos contactos sociales, lo que repercutirá directamente en la industria de la moda, a que “una de las motivaciones para comprar moda es acudir a eventos sociales, y la mayoría de estas situaciones están paradas”. Según Sol, el sector de la moda es uno de los que ha salido peor parados de la crisis, y que las previsiones pasan por que su tamaño se reduzca y será un sector más pequeño y con menos empresas. “Es un sector dinámico- sostuvo Sol; pero todos los condicionantes macroeconómicos le están afectado”. El experto apuntó que la flexibilidad es la clave para salir de la crisis, que afectará en mayor medida a aquellas compañías con ciclos más largos, ya que las que trabajan con ciclos cortos tienen más capacidad de reacción. “Va a ser fundamental tener esa flexibilidad para adaptarse a las condiciones del mercado y a la demanda de los consumidores en la mayor medida posible”, señaló el experto. Sol recomendó que en esta situación de incertidumbre “lo que funciona es trabajar con escenarios y estar preparados para el peor”. “A medida que las cosas no sean tan negativas, vas trabajando con otros escenarios”, añadió. “Pero lo mejor es no esperar, porque alargas la agonía y dilatas la toma de decisiones”, apuntó. En cualquier caso, la primera recomendación en cualquier escenario es controlar los costes. “Es el momento de ser eficientes, y para ello hay que eliminar cualquier cosa que sea prescindible”, añadió. “Me centraría en desarrollar aquellas herramientas analíticas que permitan tomar mejores decisiones”, recomendó. Además, Sol destacó que “los perfiles digitales y analíticos van a ser cada vez más importantes”. El experto añadió que “lo más importante es acertar, y acertar es tomar decisiones en base a datos”. A la hora de motivar a los equipos, Sol defendió que lo más importante es “creer que vamos a salir de esta y que vamos a ganar”. Lo segundo, según el experto es “compartir la información con todo el mundo, ya que el equipo necesita participar”. “Lo peor que puede suceder es la falta de transparencia”, añadió. Sobre si una de las tendencias que se van a suceder en el sector es la concentración, Sol apuntó que “sucederá de manera natural”. El experto señaló que la moda es “un sector anticoncentración, porque lo que el cliente quiere es variedad y marcas diferentes”. “Por eso en el sector de la moda hay empresas de miles de millones de euros, pero también start ups de éxito; defendió- por eso siempre hay oportunidades”, defendió. Sol adujo que es poco probable que el modelo de holding, como en Estados Unidos, triunfe en España, ya que “hay muy pocas sinergias entre las unidades de negocio”. “No tenemos esta estructura de financiación para crear grandes corporaciones”, añadió. Los descuentos fueron otros de los asuntos de debate de Sol en su ponencia. El experto explicó que “el sector está en un momento muy complicado y está viviendo de oxígeno, por lo que veremos una serie de decisiones que aparentemente no son racionales, pero que se toman en un momento de necesidad”. “Por eso han salido productos a precio de derribo, porque hay que vender stock de cualquier manera”, defendió. En cuanto a si tras la crisis del coronavirus el mundo tiende a dar un paso atrás en la globalización, Sol rechazó esta idea. “Es una inercia que llevamos desde hace siglos, desde la Ruta de la Seda, y ahora con la tecnología que tenemos, podemos ser más globales”, señaló. “Estamos en récords históricos de flujos internacionales”, apuntó Sol. Por eso, el experto defendió que “veo complicado que la globalización vaya para atrás, se acelerará aunque pueda haber un problema con los aranceles a corto plazo”. Sol también animó a los emprendedores que “miren el sector y se planteen si lo que están aportando es algo que no existe y es diferencial en el mercado”. El experto adujo que “la recuperación será en K, habrá gente a la que le vaya muy bien y otra a la que le vaya muy mal”. “Hay oportunidades y el talento está, hace falta gente que quiera arriesgar”, sostuvo. ¿Y el consumidor? “Más que nunca debe estar en el centro”, sostuvo Sol. “Es importante entender bien el customer journey y ver cómo puedo abordar al cliente e incidir en el momento en que está pensando en la compra”, añadió. En ese sentido, el papel de la tienda cambiará y perderá importancia. “Será como una plataforma logística o de exposición, porque el reto de ahora es ver al cliente de una manera única en todos los canales”, explicó Sol. La internacionalización, por su parte, es otro factor clave para las empresas. Sol defendió que “es el momento de hacer las cosas bien ahí donde estás, ya que emprender nuevas aventuras internacionales es complicado”. “Ahora hay que hacer bien las cosas en casas, ya habrá oportunidades en el futuro para salir”, explicó. Para Sol, Estados Unidos continúa siendo un mercado que es “interesante para crecer y estar presente”, mientras que en Europa la situación está más estancada. El experto defendió que “el norte de Europa seguirá tirando y siendo la locomotora, mientras que en el sur, mientras no se reestablezca el turismo, la situación es más complicada”. La innovación y la sostenibilidad también formaron parte del debate de Sol. “La sostenibilidad será clave y un eje de diferenciación en los próximos años, porque sino, como empresa, no vas a existir”, sostuvo. La innovación, por su parte, “será importante en la medida que haga referencia al mundo digital y responda a lo que pide el cliente”.