El tenis británico vuelve a beneficios en 2019 después de tres años en pérdidas

El tenis británico vuelve a beneficios tres años después gracias al éxito de Wimbledon. La Lawn Tennis Association (LTA), organismo regulador del tenis en Reino Unido, cerró 2019 con un beneficio operativo de 8,7 millones de libras (9,6 millones de euros). La vuelta a beneficios se dio en un año en que los ingresos aumentaron un 19,8%, hasta 77,3 millones de libras (86,1 millones de euros). El negocio generado por el Grand Slam de Wimbledon marcó la diferencia. El torneo, considerado uno de los cuatro más importantes del calendario, representó el 60% de los ingresos de la LTA. El organismo firmó un acuerdo con All England Lawn Tennis & Croquet Club (Aeltc) en 2013, por el que el organizador de Wimbledon destina el 90% del beneficio generado por el torneo a la LTA. A cambio, esta entidad le apoya en la organización de torneos sobre hierba y el pago a los jueces de silla y de pista. En los últimos años, Wimbledon había cerrado el ejercicio en pérdidas por la inversión que había estado realizando en la construcción de un techo retráctil en la pista central, que se inauguró en 2019. Realizada la inversión, el torneo ha vuelto a beneficios, lo que ha impactado directamente en el negocio de la LTA, informa el diario The Guardian. La entidad reconoce que es posible que los ingresos y el beneficio se reduzcan en 2020, ya que el circuito de torneos asociados al All England Lawn Tennis & Croquet Club no ha podido celebrarse. Con todo, la entidad es la única que contaba con un seguro contra pandemia y, tras la cancelación de Wimbledon, ha recibido una indemnización de 110 millones de libras (114 millones de euros).