Alejandro Villanueva rompe la disciplina de su equipo y sustituye el homenaje a una víctima de la violencia racial por el de un soldado muerto en Irak

Alejandro Villanueva rompe la disciplina de su equipo y sustituye el homenaje a una víctima de la violencia racial por el de un soldado muerto en Irak
La NFL se ha involucrado, como el resto de ligas deportivas estadounidenses, en las protestas raciales. Entre las iniciativas que han emprendido los equipos profesionales de fútbol americano están los homenajes que realizan los Pittsburgh Steelers a las víctimas de la violencia racial. 

En cada partido, todos sustituyen sus nombres en los cascos por el de un asesinado, y este lunes eligieron honrar a Antwon Rose Jr. , un chico de 17 años que murió por los disparos de la policía de East Pittsburgh cuando huía tras haber sido parado. Todos jugaron el partido con su nombre en la parte trasera del casco. . . excepto el hispanoestadounidense Alejandro Villanueva.

El tackle de origen español rompió esta disciplina de equipo y salió al partido entre los Steelers y New York Giants con el nombre de Alwyn C. Cashe, sargento mayor del ejército de Estados Unidos que murió durante la campaña militar en Irak en 2005. Este soldado pereció por las graves quemaduras que se produjo al intentar salvar a varios compañeros que habían sido atacados con una bomba a las afueras de Samarra, y actualmente está en la lista de candidatos a recibir la Medalla de Honor de los Estados Unidos.

Si le conceden esta medalla (ya tiene la de plata) se convertirá en el primer soldado de raza negra en recibir la más alta condecoración del ejército, que honra a los que demuestran su valor en una acción militar. Alejandro Villanueva pide perdón: "Me avergüenza ver la imagen, todo fue un error"

Villanueva, además de jugador de la NFL, es también exsoldado y siempre se ha sentido muy orgulloso del servicio al país. Con tres despliegues en Afganistán, ha sido honrado con la Medalla de Bronce por su actuación allí y siempre que puede tiene detalles y gestos hacia los veteranos ya retirados, los que están en la reserva (como él mismo) o los que están en activo.

Por el respeto y amor que siente a la bandera de las barras y estrellas ya fue objeto de polémica en el pasado. Villanueva fue uno de los jugadores de la NFL que se negaron a arrodillarse durante la interpretación del himno, un símbolo que popularizó Colin Kaepernick para protestar contra las políticas de Donald Trump. Esta decisión le granjeó numerosas críticas.