Barcelona, Madrid y Castilla y León saltan a la fase 1 y el 47% del país avanza a la 2

Barcelona, Madrid y Castilla y León saltan a la fase 1 y el 47% del país avanza a la 2
España salta de nuevo de fase. El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado hoy que las tres zonas que estaban todavía en fase 0, Barcelona, Madrid y gran parte de Castilla y León, pasarán el próximo lunes a la fase 1. Por otro lado, las comunidades autónomas que llevaban ya dos semanas en fase 1 pasarán a la fase 2, que permite la reapertura de centros comerciales. De esta forma, el próximo lunes un 53% de los españoles, unos 25 millones de personas, se encontrarán en fase 1, y un 47% en fase 2, el equivalente a 22 millones de españoles. En concreto, progresan a la fase 2 Andalucía, salvo Málaga y Granada; Aragón, Baleares, Asturias, Canarias, Cantabria, Extremadura, Galicia, La Rioja, País Vasco, Ceuta y Melilla, Guadalajara y Cuenca, en Castilla-La Mancha y Camp de Tarragona, Alt Pirineu y Terres de l’Ebre, en Cataluña. La fase dos permite, entre otras medidas, la apertura de los centros comerciales, cines, teatros y auditorios, así como servir comida dentro de bares y restaurantes con un máximo del 40% del aforo. Todas las regiones, salvo la Comunidad Valenciana, habían pedido saltar de fase el próximo lunes. Illa ha recalcado que se mantendrán quince días entre fase y fase y ha felicitado “de forma sincera” a todas las comunidades autónomas. “No sólo estamos saliendo, sino que estamos saliendo más fuertes”. Para Madrid, esta era la tercera vez que pedía dejar atrás la fase 0. La semana pasada, el Gobierno volvió a rechazar su petición justificando que faltaba todavía reforzar la atención primaria y que tanto Madrid como Barcelona tenían características particulares que exigían mayor cautela. Aun así, el pasado sábado se aprobaron algunas medidas de alivio para las zonas que estaban todavía en esa fase, que incluían la posibilidad de abrir el comercio minorista sin cita previa. De este modo, su salto a la fase 1 no implica ahora cambios para el comercio, pero sí para la restauración, ya que se permite la apertura de terrazas. Esta semana, el Gobierno ha logrado por la mínima los apoyos para prorrogar el estado de alarma hasta el 7 de junio y no hasta finales de mes, como inicialmente pretendía. Durante su comparecencia, María Jesús Montero, portavoz del Gobierno, ha reclamado “consensos y altura política” y ha reclamado al resto de fuerzas políticas “que estén a la altura de las circunstancias, todos tenemos que mirar por el bien común”. Salvador Illa también ha recalcado la utilidad del estado de alarma: “para combatir la mayor pandemia que hemos conocido en al menos cien años, el camino de la prudencia, de la cautela y de la seguridad ha funcionado”, subrayó.