China acusa a EEUU de "mentir descaradamente" sobre los uigures en Xinjiang

China acusa a EEUU de "mentir descaradamente" sobre los uigures en Xinjiang
Pekín acusó hoy al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, de "mentir descaradamente" y decir "cosas sin sentido" al afirmar que China está intentando reducir el índice de natalidad de los habitantes de etnia uigur en la región noroccidental de Xinjiang. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Zhao Lijian aseguró que el número de población uigur en Xinjiang ha aumentado desde 5,55 millones de personas en 1978 a 11,68 millones en 2018, lo que "supone más del doble" y representa el 46,8 por ciento del total de la región. "Si lo que dice el señor Pompeo fuese cierto, ¿por qué ha crecido tanto la población de Xinjiang en los últimos años?", se preguntó Zhao en la rueda de prensa diaria de Exteriores. El portavoz aseguró que los dirigentes de EE. UU. deberían ver su propio país, en el que las minorías étnicas han sido "maltratadas" y "sistemáticamente marginadas" en la sociedad y han tenido que soportar, como los indios americanos, "largas y sistemáticas discriminaciones en todas las áreas de la vida". Pompeo instó el lunes a China a poner fin a sus "horribles prácticas" después de que la agencia de noticias estadounidense Associated Press (AP) publicase una información que aseguraba que el país asiático ha puesto en marcha medidas para reducir las tasas de natalidad entre los uigures, entre ellas esterilización forzada, abortos y controles de embarazo. "Hacemos un llamado al Partido Comunista Chino para poner fin de inmediato a estas horribles prácticas y pedir a todas las naciones que se unan a Estados Unidos para exigir el fin de estos abusos", dijo el secretario de Estado de EE. UU. en un comunicado. Zhao respondió a Pompeo asegurando que China "respeta los derechos de todas las minorías y otros grupos étnicos" y citó el ejemplo de los nativos americanos en Estados Unidos cuya población, dijo, se ha reducido desde 5 millones en 1492 a 250. 000 en la actualidad, representando solo el 2 por ciento de su población. Asimismo, afirmó que los afroamericanos contrajeron el coronavirus en EE. UU. cinco veces más que los blancos y que su índice de mortalidad también ha sido muy superior, lo que "revela la inequidad racial en Estados Unidos". Las recientes protestas por la muerte de George Floyd, aseguró, "exponen la sistemática discriminación" en EE. UU. y la necesidad de "una solución urgente". El portavoz aseveró que no es la primera vez que dirigentes estadounidenses citan la "información falsa y fabricada" del investigador evangélico alemán Adrian Zenz en cuyas estudios se basa la información publicada por la agencia AP sobre Xinjiang. Zhao señaló que, según el portal de investigación periodística estadounidense The Grayzone, Zenz "pertenece a una organización de extrema derecha" y "ha desempeñado un importante papel en la fabricación de historias sobre Xinjiang por parte de las agencias de inteligencia de EE. UU. ". "Urgimos a los políticos estadounidenses a dejar sus coloridos espectáculos, abandonar los dobles estándares, tomar en serio sus propios problemas de discriminación racial y dejar de desprestigiar los asuntos internos de China", dijo.