El avión del juicio final vuelve a volar: el refugio de Trump se está preparando

El avión del juicio final vuelve a volar: el refugio de Trump se está preparando
Ni una crisis sanitaria mundial ni la económica que se nos viene encima. El Ejército de Estados Unidos no para de realizar maniobras con el fin de estar preparado para lo peor. Además, el bajo precio del petróleo también es un aliciente para sacar de los hangares a verdaderos colosos de la aviación. El Doomsday Plane (avión del Juicio Final, en español) ha levantado el tren de aterrizaje para participar en unas prácticas de vuelo de las que no se conocen más detalles. Los cuatro aviones de este tipo que posee Estados Unidos están operados por el Primer Escuadrón de Comando y Control Aerotransportando perteneciente al 595 Grupo de Comando y Control, localizado en la Base Aérea de Offut en Nebraska. Este modelo está basado en el Boeing 747-200 igual que el actual Air Force One. Pero nada tiene que ver con el equivalente comercial del Jumbo. El Doomsday Plane se diseñó exclusivamente para resistir cualquier tipo de guerra, incluida una con bombas nucleares. Doomsday PlanePara ello, dejaron de lado las pantallas y dispositivos digitales y mantuvieron la configuración analógica de la aernoave. De esta forma el pulso electromagnético que genera la explosión de una bomba nuclear no le afectaría. También equipa circuitos eléctricos reforzados, un sistema de aire acondicionado avanzado para enfriar todos los componentes eléctricos y cuenta con protección térmica y antiradiación extra. Es, por tanto, la fortaleza aérea perfecta cuando las cosas se ponen realmente feas en el mundo. Además, el avión dispone de todo lo necesario para que el Presidente de Estados Unidos pueda ejercer sus labores de Comandante en jefe junto con el Secretario de Defensa y el Estado Mayor en su totalidad. Doomsday Plane Kevin Schwandt OmicronoEl E-4B, como se conoce al avión dentro de la Fuerza Aérea, está compuesto por personal de todo tipo. Pilotos, soldados, marines. . . sirven a bordo de la aeronave ofreciendo protección y como responsables de tener todo listo para una posible entrada en servicio. Un equipo de técnicos se encuentran dentro del avión las 24 horas del día los 7 días de la semana garantizando la operatividad de la aeronave mientras que el resto de la tripulación se encuentra en barracones cercanos a la espera. En plena operación puede albergar hasta 112 personas incluyendo el personal de vuelo y de la misión. El avión puede repostar en pleno vuelo y la autonomía tan solo está limitada por el consumo de lubricante de sus motores. Doomsday Plane Kevin Schwandt OmicronoEn una prueba de resistencia el avión permaneció en vuelo durante más de 35 horas, aunque está diseñado para mantenerse volando durante una semana si así lo requieren. Las estimaciones apuntan que cada uno de los cuatro E-4B tiene un coste de 250 millones de dólares y el coste de operación asciende a 160. 000 dólares a la hora.