Al menos hubo tres fiestas como la de Colmenarejo, en la que se investiga una agresión sexual múltiple, con gente de 'La isla de las tentaciones'

Al menos hubo tres fiestas como la de Colmenarejo, en la que se investiga una agresión sexual múltiple, con gente de 'La isla de las tentaciones'
La Guardia Civil está investigando una denuncia de abuso sexual múltiple ocurrida supuestamente en un chalet de Colmenarejo (a las afueras de Madrid) y que habrían tenido lugar durante una fiesta ilegal en las que no se guardó ningún tipo de medida anticovid. 

La noticia ha tenido aún más repercusión mediática porque en esa fiesta había supuestamente conocidos participantes del programa La Isla de las Tentaciones, que actualmente está en emisión, sin que se haya trascendido si esas personas estuvieron implicadas o no en los hechos denunciados. 

Según ha sabido este diario en la fiesta estuvo también una exconcursante de La Casa Fuerte y se invitó a muchos otros y otras personalidades del mundo de la televisión, aunque la mayoría no asistieron. 

La del pasado fin de semana en Colmenarejo, que sucedió el sábado 13 de febrero, no es la única fiesta de estas características que se ha organizado. 

El dueño del chalet donde se hizo alertó a la policía cuando descubrió que en su propiedad se realizaban este tipo de reuniones ilegales con conductas libertinas. El Mundo citaba fuentes de la investigación para describirlo: "aquello no era un evento, ni siquiera una fiesta. Era una orgía". 

Según ha sabido 20minutos ya hubo otra fiesta similar antes de la que ha salido a la luz por la denuncia de abusos puesta por una joven estudiante de intercambio, que aseguró haber sido obligada a mantener relaciones sexuales con varios hombres sin su consentimiento. 

Este mismo fin de semana se ha celebrado otra reunión ilegal, algo que es un secreto a voces en el mundillo de la televisión, los influencers y los famosos de esa esfera. 

Estas fiestas duraban todo el fin de semana y según algunas personas cercanas a esas reuniones, se cometían todo tipo de excesos en las mismas, ya fuera por consumo de sustancias como por las conductas sexuales que se llevaban a cabo. Un chalet para eventos

El dueño de la propiedad donde ocurrió supuestamente la violación ha explicado a Efe que la villa fue alquilada los días viernes 12 y sábado 13 de febrero con la finalidad de realizar la venta de un coche de alta gama.

Esta casa se alquila normalmente para el hospedaje de hasta 10 personas y para rodajes y publicidad, por unos 700 euros por noche.

La persona que alquiló la vivienda firmó un contrato para poder alojar ese número de individuos y fue avisado en todo momento de las limitaciones sanitarias y de que no se podía celebrar ninguna fiesta, según el propietario.

Sin embargo, el 13 de febrero, entre las diez y la once de la noche, el propietario comenzó a ver muchos coches aparcados a través de las cámaras de seguridad instaladas.

Por ello, habló con los guardias de la urbanización y de forma conjunta avisaron a la Guardia Civil para denunciar que se estaba celebrando una fiesta ilegal sin su consentimiento.

Comentarios