El Gobierno prevé que UP tendrá vocales en el CGPJ aunque el PP dice que los de Iglesias no negocian la renovación

El Gobierno prevé que UP tendrá vocales en el CGPJ aunque el PP dice que los de Iglesias no negocian la renovación
Después de más de dos años en funciones, el acuerdo entre el Gobierno y el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) parece más cerca que nunca, aunque todavía con diferencias entre los mensajes que lanzan las dos partes. A primera hora de este lunes, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha asegurado en una entrevista en la radio que el presidente, Pedro Sánchez, "está aceptando" que Unidas Podemos esté "al margen de las negociaciones". Así lo corroboran desde el Gobierno y desde el PSOE se recuerda que los morados nunca se han sentado a la mesa de la negociación. A ojos del Ejecutivo, nada de esto impide que sí vaya a haber vocales propuestos por los de Pablo Iglesias. El Gobierno frena el optimismo del PP y afirma que la renovación del CGPJ sigue abierta y que aún no hay nada cerrado

Según las declaraciones de unos y otros, que Unidas Podemos no esté en la negociación no es incompatible con que esta formación pueda proponer vocales, algo que en el Gobierno se asegura que ocurrirá. Así, el presidente busca amarrar definitivamente un acuerdo con el PP sin que Unidas Podemos esté en la mesa de negociación y al mismo tiempo asegura que negocia por todo el Gobierno, para no airar a sus socios de coalición. Por su parte, desde filas socialistas se considera que el PP está armando su "relato" con a ausencia de Unidas Podemos en las negociaciones pero dan por supuesto que habrá "vocales a designación" de los de Iglesias.

Según apuntan fuentes socialistas y también moradas, Unidas Podemos "nunca estuvo" en la negociación. Desde el principio, los dos interlocutores han sido el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y el responsable de Justicia del PP, Enrique López. En esta fase final de los contactos, han tomado las riendas el secretario general de la Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños, y el director de gabinete de Pablo Casado, Pablo Hispán. De esta manera, la negociación nunca ha dado cabida a Unidas Podemos y no se ha salido de los márgenes del Gobierno y el PP. 

La configuración de estos equipos hace que solo estén hablando representantes del PP y del PSOE, aunque estos lo hacen en nombre de todo el Gobierno, que también engloba a Unidas Podemos. El secretario de organización del PSOE y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha insistido en ello este lunes. "Lo cierto es que las relaciones por parte del Gobierno con el PP siempre han sido el Gobierno, ya se trate de Campo o de Bolaños con sus contrapartes del PP.

Así, lo previsible es que Sánchez y Casado cerrarán un acuerdo político para renovar el CGPJ, donde 12 de sus 20 vocales están en funciones desde diciembre de 2018. Una vez sellado el pacto, llegará el turno del Parlamento, porque de esos 12 vocales, la mitad corresponde elegirlos al Congreso y la otra mitad, al Senado, con el acuerdo de los grupos. Será entonces cuando se presenten los nombres y en el Gobierno dan por supuesto de que habrá vocales "a propuesta" de Unidas Podemos.

No es que se espere que el PP y Unidas Podemos entierren el hacha después de la renovación del CGPJ, pero un acuerdo de este tipo permitirá a todos salvar los muebles: al PP asegurar que Unidas Podemos no ha estado en la negociación y a Unidas Podemos no verse orillado de este pacto en función de su proporción parlamentaria. Justo en un  momento en el que la coalición sigue atravesando por momentos muy tensos. Sánchez e Iglesias no se reunirán tampoco esta semana y no está prevista una cita entre los líderes de las dos partes del Gobierno, tan desavenidas últimamente.

En todo caso, antes del CGPJ se espera que la renovación de los llamados "órganos constitucionales" podría llegar ya esta misma semana con RTVE, ya que el viernes está previsto que el Congreso vote la elección de los consejeros del ente. Delgado no peligra como Fiscal General

Sobre lo que no habrá acuerdo y no parece que vaya a materializarse es sobre la exigencia del PP de que la Fiscalía General de Estado no pueda estar ocupada por una personas recién llegada de la política, como ocurre ahora con la exministra de Justicia Dolores Delgado. Ábalos ha respondido a esta reclamación recordándole al PP que tiene "muchísimos casos" en los que un juez ha pasado a sus filas y ha vuelto desde ellas a la magistratura. Sin ir más lejos, el magistrado de la Audiencia Nacional y hoy consejero madrileño de Justicia, Enrique López, que negocia con el ministro de Justicia la renovación del CGPJ.

"Hay que recodar que la fiscal general del Estado es fiscal de profesión, previamente pasó de la Fiscalía a la política y deberíamos extenderlo a todos los casos, ocurre en el ámbito de la magistratura y del Poder Judicial", ha dicho el número 3 del PSOE, que ha apuntado que este veto no puede hacerse "cuando no nos gusta la persona".

"El PP tiene muchísimos antecedentes de magistrados a la política y de políticos a magistrados, incluso defendiendo causas en las que ha habido que forzar su remoción", ha añadido Ábalos, que ha aceptado el debate como "una invitación a la reflexión", pero que sea "sincera".

Comentarios