El experimento de Koeman contra el Girona funciona: doblete de Messi como 'falso 9'

El experimento de Koeman contra el Girona funciona: doblete de Messi como 'falso 9'
El Barça disputó este miércoles su segundo amistoso de la pretemporada más nacional de los últimos años, y se impuso al Girona por 3-1 con goles de Coutinho y Messi. El argentino firmó un doblete recuperando una de las posiciones en las que más prolífico ha sido, el 'falso 9', en un nuevo experimento de Koeman para dar con la tecla que renazca a este Barcelona.

Salieron enchufados los barcelonistas que estrenaron su polémica equipación de camiseta rosa y parte inferior turquesa, y avisaron desde los primeros minutos de sus intenciones. Fue en el 21' cuando Coutinho adelantó al Barça. Un error en la salida de balón de los visitantes propició el robo de Busquets y tras una gran combinación entre Griezmann, Messi y Trincao, el portugués habilitaba al brasileño para que anotase a placer.

🔥 @AntoGriezmann ➡ #Messi ➡ #Trincao ➡ @Phil_Coutinho 👌⚽ pic. twitter. com/B5pDZSdiJm— FC Barcelona (@FCBarcelona_es) September 16, 2020

Muy buenos minutos del exjugador del Braga, al que se le vio muy cómodo tanto en la asociación con sus compañeros como en el sistema de 4-2-3-1 que está queriendo implantar Koeman en estos encuentros. Un planteamiento que emplea con flexibilidad pero parece ser el más adecuado para sacar lo mejor de los numerosos jugadores de tres cuartos de campo que tiene el Barça como Coutinho, Griezmann, Pedri o hasta el propio Messi.

Precisamente el argentino fue uno de los mejores del encuentro anotando sus primeros dos goles 'post-burofax'. El primero, una obra de arte, recibiendo en el balcón del área y perfilado hacia la derecha, golpea con su pierna derecha de manera tan ajustada que el balón toca en un palo (y roza el otro) antes de entrar. 

⚽Leo #Messi🎯😍 pic. twitter. com/1n1KYgXMmR— FC Barcelona (@FCBarcelona_es) September 16, 2020

Sin embargo, la nota negativa la puso la complaciente labor defensiva mostrada en el encuentro, en el que al Barcelona le llegaron más de lo que le hubiese gustado. De hecho, el gol del Girona llega gracias a una pérdida de balón de De Jong.

Tras nueve cambios en el minuto 63, no le alcanzó a los suplentes esa media hora de juego para transformar más ocasiones pero sí para dejar detalles de calidad. Sobre todo por parte de Pedri al que Koeman está siguiendo de cerca y cada vez deja más claro la gran estrella que puede llegar a ser.