Salvador Illa: "En España se han hecho 38 pruebas (de coronavirus) y solo dos han dado positivas"

Salvador Illa: "En España se han hecho 38 pruebas (de coronavirus) y solo dos han dado positivas"
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado este viernes que en España se han realizado hasta la fecha 38 pruebas a casos sospechosos de infección por el nuevo coronavirus, que ha matado a nivel mundial a 1. 380 personas, la mayoría en China. De todos esos test, "solo dos han dado positivo".

En declaraciones a TVE, Illa ha insistido en la necesidad de lanzar un mensaje de tranquilidad y prudencia sobre la expansión del brote. Según le trasladan los expertos internacionales, "la impresión es que no solo no va a peor sino que está en fase de estabilización en la 'zona cero', en Hubei (China)", ha dicho el ministro, no sin agregar que hay que ser prudentes y seguir muy pendientes de la evolución de la epidemia.

Salvador Illa, que este jueves mantuvo un encuentro con sus homólogos de la UE para acordar el abordaje de la crisis del coronavirus, ha insistido en que a día de hoyno hay ninguna razón de salud pública para cancelar eventos. "A partir de ahí todo el respeto a las decisiones que tomen las empresas privadas", ha dicho en relación a la cancelación del Mobile World Congress tras la espantada en cascada de las empresas tecnológicas de esta cita que tenía previsto celebrarse a finales de febrero en Barcelona.

"Nuestro único objetivo es garantizar la salud de los ciudadanos y vamos a hacer lo que haya que hacer. Si hay que tomar medidas las tomaremos", ha insistido. "En España hemos hecho 38 pruebas y solo dos han sido positivas"


El ministro de Sanidad ha enumerado los cuatro ejes de su actuación respecto al coronavirus: "Decisiones basadas en criterios científicos; seguimiento diario de la evolución del brote; coordinación con las Comunidades Autónomas y a nivel internacional; y absoluta transparencia informativa".

En otro orden de cosas, Illa ha defendido que hay "una demanda social muy amplia y transversal" del derecho a la eutanasia, cuya ley ha empezado a andar esta semana en el Parlamento español. El ministro de Sanidad considera que la ley va a ser "muy garantista", también con el "derecho a al objeción de conciencia" de los médicos, en quienes ha dicho tener "plena confianza".