El 22% de la producción global, 23 países y 2,1 millones de granjas: el algodón BCI gana terreno en 2019

El 22% de la producción global, 23 países y 2,1 millones de granjas: el algodón BCI gana terreno en 2019
La sostenibilidad continúa ganando terreno en la primera fase de la cadena de suministro. Si los consumidores están cada vez más concienciados y los operadores de moda trazan cada vez más objetivos eco, la sostenibilidad también continúa avanzando en el origen de la moda: las materias primas. En 2019, el algodón procedente de la plataforma Better Cotton Iniciative (BCI) copó el 22% de la producción mundial. A medio plazo, está todavía por ver el impacto de que la pandemia del coronavirus tendrá en las apuestas por la sostenibilidad después de que las empresas se hayan visto obligadas a revisar sus prioridades de inversión. En la última campaña, la producción de algodón BCI se extendió a 23 países y la producción se situó en 5,6 millones de toneladas, suficiente para fabricar 8. 000 millones de pares de vaqueros. Hace diez años, la producción de algodón BCI era de sólo 73. 647 toneladas. Cerca de 2,1 millones de granjas de todo el mundo producen algodón BCI, el 99% con superficies de menos de veinte hectáreas. En la campaña, la plataforma dio entrada a cuatrocientos nuevos miembros. En 2019, el 6% del algodón consumido fue BCI. El crecimiento en la campaña de 2019 confirma los objetivos de la plataforma para 2020, aunque “todavía estamos evaluando cómo la pandemia afectará a la producción”, confiesa Alan McClay, consejero delegado de Better Cotton Iniciative. La plataforma ha trazado cinco objetivos para la próxima campaña, que van desde copar el 30% de la producción mundial en 2020 a cubrir al 100% los costes operativos de la implementación del cultivo o que el 10% del consumo mundial de algodón sea BCI. Para cumplir el primer objetivo, llegar al 30% de la producción mundial de algodón en 2020, la plataforma se apoyará en la entrada en nuevos países y en el impulso de la producción en aquellos territorios donde ya está implantado. Del total de la producción de algodón BCI, el 36% se realiza en Brasil. El segundo país con más producción de esta materia prima es Pakistán, que copa el 16,1%, mientras que China ocupa la tercera posición, con el 15,9% de la producción global de algodón BCI. El segundo objetivo de la plataforma pasa por llegar a cinco millones de miembros en la campaña 2020. La mayoría de las granjas que se han asociado a BCI en el último año proceden de países como Pakistán, India o Kazajistán. Durante la última campaña, más de 50. 000 granjas de Mali obtuvieron licencia para producir algodón BCI. India es el país que cuenta con más socios en la plataforma, con más de 680. 000 granjeros. Uno de los objetivos más ambiciosos de la plataforma es que el 10% de la producción mundial de algodón en 2020 se obtenga como BCI. Este propósito está respaldado por los operadores de moda, ya que algunos de ellos se han trazado el objetivo de que el 100% de sus prendas sean producida con algodón BC a medio plazo. En 2019, cerca de 150 retailers compraron 1,5 millones toneladas métricas de algodón BCI, lo que representa el 6% de la producción mundial de algodón y supone un aumento del 40% respecto a la campaña anterior. En total, 66 nuevos operadores de moda se unieron a BCI y establecieron un compromiso con los proveedores. De los 1. 842 miembros de la plataforma, 1. 585 empresas son productores, mientras que otras 42 son organizaciones civiles. Además, la plataforma cuenta con 168 marcas de moda como socios. Entre ellos se encuentran Adidas, Abercrombie&Fitch, Asos, Bestseller, C&A, Burberry, Esprit, Fast Retailing, Gap, H&M y Inditex, entre otros. El cuarto objetivo de BCI es que nuevos países tomen partido en la financiación y apoyo en la producción de este tipo de algodón. El propósito es que los Gobiernos se comprometan a destinar ayudas a los granjeros que producen algodón BCI. Por ahora, BCI está trabajando con Turquía, Mozambique y Pakistán en ese sentido. El último objetivo de BCI es que los costes se financien completamente a través de los ingresos obtenidos y así el 100% de las donaciones se destinen a la investigación, la innovación o la capacitación de los agricultores. En la última campaña, aumentó un 23% sus ingresos procedentes de las tarifas pagadas por operadores de moda y el 82% de la financiación de la plataforma provino del sector privado. El BCI asignó 14 millones de euros al apoyo de los agricultores.