Peor, casi imposible

Peor, casi imposible
No entro a opinar sobre la reforma laboral. Opino sobre la chapuza del miércoles noche, cuando el Gobierno, o un ‘cacho’ de él, anunció así como de tapadillo que la derogaba íntegra, tras llegar a un acuerdo con Bildu como pago por su irrelevante abstención. 

Semejante decisión se tomó sin informar a medio Consejo de Ministros (ministra de Economía y ministro de Seguridad Social incluidos), sindicatos y empresarios. Tampoco lo sabía la líder socialista en Euskadi, a la que Bildu, por cierto, lleva acosando varios días en su propia casa. 

El disparate continuó: rectificación a la luz de la luna, confirmación de Iglesias al amanecer y sinceridad de Calviño a la hora del paseo. Pregunto: en un Gobierno con más de 20 miembr@s y decenas de asesores. . . ¿Cómo se pueden hacer las cosas tan tan mal? Pero tan.

PD: Luego llegó la coartada de que Sánchez no sabía nada, que todo fue cosa de Adriana Lastra. Vaya por Dios.

Pregunto: ¿Tan tontos parecemos como para tragarnos ese bulo?