Iglesias advierte de que la Agenda 2030 no puede ser "un lavado de cara de los poderosos"

Iglesias advierte de que la Agenda 2030 no puede ser "un lavado de cara de los poderosos"
El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, compareció este jueves en el Congreso para exponer las líneas básicas de la política de su departamento para esta legislatura. Y aseguró que esa Agenda 2030, que establece los objetivos de desarrollo sostenible para la próxima década, no puede ser "un lavado de cara social y verde de los poderosos".

Iglesias compareció en la comisión de Derechos Sociales del Congreso a petición propia, en una ronda que realizarán todos los ministros del Gobierno ante las comisiones de sus respectivos ramos para dar cuentas de los planes que tienen para los próximos cuatro años. El vicepresidente, como ya ha planteado en otras ocasiones, señaló que la próxima década debe ser la del "constitucionalismo democrático", lo que implica "tener un país que cuide del medio ambiente y de las personas".

Según señaló Iglesias, las políticas de transición ecológica no pueden redundar en un aumento de la desigualdad. "Lo que no es sostenible socialmente no es sostenible ecológicamente", aseguró el vicepresidente, que insistió en que el principal objetivo de su departamento es "garantizar los derechos humanos y la justicia social".

Para ello, Iglesias recordó algunas de las líneas maestras de política social acordadas entre PSOE y Unidas Podemos en su pacto de coalición. El vicepresidente prometió poner en marcha un "ingreso mínimo vital", un suelo de ingresos para todas las familias garantizado por el Estado. Asimismo, Iglesias anunció que el Gobierno elevará la inversión en educación, sanidad y dependencia y hará "cambios en la política de vivienda", cuyo acceso es ahora mismo el "principal motivo de exclusión social", argumentó.

Estas medidas, según planteó el dirigente, son necesarias para evitar que volver a "sentir la vergüenza de que un relator de la ONU tenga que denunciar una pobreza y desigualdad inaceptables en la cuarta economía de la zona euro", en referencia al informe que se conoció hace unos días en el que Naciones Unidas denuncia que España ha "abandonado" a los más vulnerables.

Iglesias desgranó los datos de riesgo de pobreza, pobreza laboral y desigualdad de España, superiores a la media de la UE, y achacó su empeoramiento en los últimos años a las "políticas de austeridad fiscal y salarial" de la crisis, que a su juicio han llevado al país a una "década perdida". Leyes de protección a la infancia y a las familias

En lo relativo a los derechos civiles, Iglesias también expuso varias de las líneas maestras de una Vicepresidencia que se estrenará con la aprobación de una ley de protección de la infancia, dedicada a luchar contra los abusos a los menores de edad y que estará diseñada de manera "análoga a la Ley de Violencia de Genero", según indicó el vicepresidente.

Iglesias también anunció que durante la legislatura impulsará la puesta en marcha de una ley de diversidad familiar, que estará pensada para "reconocer y proteger" a todos los modelos de familia: "monoparentales, monomarentales, partos múltiples, numerosas y acogedoras". Asimismo, apuntó el vicepresidente, se pondrán en marcha medidas para facilitar la adopción por parte de parejas LGTB.