Ganaremos al coronavirus

Ganaremos al coronavirus
Al cumplir una semana de confinamiento por el coronavirus, rescaté de uno de esos álbumes familiares autoadhesivos una foto en la que mi padre, mucho más joven, sostiene mis manos para mantenerme en pie en una playa de Benidorm, mientras mi madre nos mira desde la orilla. Sin velatorio, sin funeral, sin poder llorar juntos: ¿cómo afrontar el duelo por un ser querido fallecido por coronavirus?

Echar la vista atrás es un ejercicio que pocas veces nos permitimos. Sin embargo, este encierro forzoso nos ha empujado en solo 11 días a un estado de nostalgia, melancolía y, no pasa nada por admitirlo, miedo.

Quien más quien menos conoce a gente que se la está jugando para que nuestra vida continúe: policías, transportistas, agricultores, limpiadores, periodistas, personal sanitario. . . Y, a diferencia de nosotros, ninguno de ellos tiene el privilegio ni el tiempo de pararse a pensar, porque están dando todo lo que llevan dentro para protegernos. "Nos vamos a dejar mucha piel y muchas lágrimas por el camino, pero, a pesar de todo, os digo que vamos a salir de esta"Sanidad admite que la falta de protección puede ser responsable de los contagios en sanitarios

Es absurdo decir que saldremos indemnes de esta. Nos vamos a dejar mucha piel y muchas lágrimas por el camino. Lo saben bien quienes tienen a seres queridos ingresados o quienes los han perdido sin poder cogerles de la mano, sin decirles el último te quiero. Pero, a pesar de todo, os digo que vamos a salir de esta. Con seguridad, ninguno de nosotros volverá a pasar por una situación similar en su vida. Por eso, ahora que llega lo peor, es el momento de apretar los dientes y de seguir en pie. No podemos hacerlo solos, pero tenemos el respaldo de todo un país para demostrar que lo que hemos construido como sociedad no se lo lleva por delante un virus.

Y cuando este huracán pase –que pasará–, volveremos a abrazar a los nuestros. Y quedará escrito en los libros que los españoles no se rindieron, que dieron la cara y que juntos, unidos, vencimos al coronavirus.