Cuenca y Guadalajara pasan a fase 2 el próximo lunes 25 de mayo

Cuenca y Guadalajara pasan a fase 2 el próximo lunes 25 de mayo
Cuenca y Guadalajara progresan a fase 2 el próximo 25 de mayo, según ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa en rueda de prensa. Es la petición que ha hecho la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha que ha preferido mantener en fase 1 a las provincias de Toledo, Ciudad Real y Albacete al menos hasta el 1 de junio. Este viernes el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz se mostraba optimista ante el paso a fase 2 de ambas provincias. En concreto, hacía referencia a la situación actual de la provincia de Cuenca, donde se han registrado cinco nuevos casos y ningún fallecido. El consejero ha recordado que la respuesta que ha obtenido el sistema sanitario ante este virus, "ha tenido en Cuenca una posición muy ventajosa, porque desde muy pronto pusieron en marcha ese plan de contingencia que llegó a disponer de más de cien camas adicionales a las existentes en el Hospital”. “Es importante que recuperemos la actividad social, las emociones y la recuperación socioeconómica que tanto necesitamos, pero para que todo eso se produzca, extremen mucho las precauciones, seamos más responsables que nunca y que tengamos la mejor de la posible nueva normalidad”, ha concluido el consejero de Sanidad. ¿Qué se puede hacer en la fase 2?Con este avance se añaden nuevas flexibilizaciones de la vida social y económica: entre ellas, la ampliación de los horarios para hacer deporte y dar paseos, la posibilidad de hacer reuniones con familia o amigos de hasta 15 personas, la apertura de las piscinas o las visitas a residencias bajo estrictas condiciones y siempre que no haya en ellas ningún contagio. Además, si en la fase 1 se permitía la apertura de las terrazas, en la 2 se puede abrir el interior de los bares y de los restaurantes. También en la fase 2 se permite la apertura del comercio, al igual que en la anterior etapa de la desescalada, pero se elimina el requisito de los 400 metros cuadrados y se incrementa el aforo: del 30% al 40% permitido. También se podrán abrir los centros comerciales manteniendo este límite dentro de cada uno de los establecimientos y prohibiéndose la permanencia en zonas comunes.  Los cines, los teatros y otros lugares de ocio pueden abrir, aunque "con limitaciones" y "con butaca preasignada" siempre y cuando cumplan también con un tercio de aforo máximo.