La familia de Maribel Tellaetxe pide rapidez en la tramitación de la ley de eutanasia

La familia de Maribel Tellaetxe pide rapidez en la tramitación de la ley de eutanasia
La familia de Maribel Tellaetxe, la vizcaína que padecía alzhéimer avanzado y cuya familia recogió firmas para despenalizar la eutanasia, ha reclamado “rapidez” en la tramitación de la ley de la eutanasia y ha pedido que ésta “quede protegida y blindada” de cara al futuro. La familia Lorente-Tellaetxe ha ofrecido este viernes una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Portugalete (Bizkaia) junto a Asun Gómez, viuda de Luis de Marcos, enfermo de esclerosis que pidió legalizar la eutanasia, y el doctor Marcos Ariel Hourmann, primer condenado en España por practicar una eutanasia. Danel Lorente, hijo de Maribel Tellaetxe, ha pedido “premura y rapidez” en la tramitación de la ley “porque cada día que pasa hay miles de personas sufriendo como sufrió ama”. Según ha dicho, “que la ley esté un día antes implicará que haya miles de personas que sufran un día menos”. Ha criticado que los argumentos contrarios a la ley estén fundamentados “en creencias y en fe” y tras pedir que en su debate se imponga “la razón por encima de la fe”, ha reclamado al Gobierno que la ley “quede protegida y blindada a posibles futuras legislaturas de los inquisidores que asoman la cabeza”. Ha señalado que “lo único que hace esta ley es respetar un derecho individual y un derecho humano” y dar la posibilidad, “sin obligar a nadie”, de que los ciudadanos que “quieran acabar con un sufrimiento insoportable” puedan “poner fin a su vida de una forma digna”. Ha considerado que es un proyecto “muy garantista” con aspectos a “corregir” y que “generan dudas” como que los comités de control dependan de las comunidades autónomas porque si gobiernan partidos “negacionistas” de la ley puede ser “absolutamente negativo para los pacientes que vivan en esas comunidades”. Lorente ha criticado las intervenciones de PP y Vox en el Pleno del Congreso durante el debate de la toma en consideración de la proposición de ley y ha asegurado que esos partidos “dijeron verdaderas atrocidades, salvajadas y mentiras” “faltas de humanidad” e “impropias de cualquier representante político”. Ha lamentado que se atribuyan ser partidos “constitucionalistas” cuando “son los primeros que no respetan la Constitución” y ha destacado que a su madre fallecida se le “anularon” los derechos a la integridad, a la intimidad y a la dignidad que se recogen en la Constitución. Además, ha considerado que el PP ha tratado de “engañar a la sociedad” al plantear una ley de cuidados paliativos como sustitutiva de la ley de la eutanasia porque son “procedimientos diferentes en situaciones diferentes de la enfermedad” y ha afirmado que ambos procedimientos son “absolutamente” necesarios. “Ningún cuidado paliativo devolvió a mi ama su autonomía, su alegría, su energía, sus recuerdos y su capacidad de amar, ninguno. Por lo tanto, son leyes absolutamente necesarias ambas, pero una no sustituye a la otra”, ha manifestado emocionado. Por su parte, el doctor Marcos Ariel Hourmann ha señalado que el proyecto tiene “flecos” que habrá que corregir en el trámite parlamentario para hacerla “lo más amplia posible” y que “abarque todos los sufrimientos humanos”, entre ellos los derivados de problemas mentales como el alzhéimer, y para que “se respete la voluntad del enfermo”. Asun Gómez ha señalado que se busca que “una persona pueda decidir sobre el final de su propia vida” cuando “lo que tiene no es una vida” porque lo que hace es “sufrir y padecer” y ha destacado que la eutanasia es “un derecho” que puede ejercer “quien lo necesite, pero no es obligatorio”.