A FONDO | España, el país europeo que más sufrió la pandemia en verano, a la altura de los contagios registrados en América

A FONDO | España, el país europeo que más sufrió la pandemia en verano, a la altura de los contagios registrados en América
Después de un marzo dramático, en el que la pandemia de COVID-19 obligó a un confinamiento de la población sin precedentes y dejó unas cifras de contagios y fallecimientos escalofriantes, el coronavirus ha vuelto a castigar España con dureza este verano. Tanto, que en agosto se convirtió en el décimo país del mundo con más transmisión de la enfermedad: el primero en Europa y a la altura de los estados americanos. España rebasa ya los 600. 000 contagios de coronavirus y los 30. 000 fallecidos en el recuento oficial de Sanidad

El mes pasado, España registró una incidencia de 118,8 casos de coronavirus por millón al día, lo que la incluyó en la lista de once países con "una transmisión muy alta" de la enfermedad, según ha catalogado la Comisión Lancet COVID-19, que ha elaborado un estudio basado en el análisis de 91 estados para extraer estas conclusiones.

En esa categoría de naciones con "una transmisión muy alta" -que comprende los países más afectados por la pandemia en agosto, con más de 100 casos por millón al día- España es la única región europea y ocupa el décimo puesto. La acompañan, en orden decreciente de incidencia, Maldivas, Panamá, Colombia, Bahrein, Brasil, Israel, Argentina, Estados Unidos, Kuwait y Bolivia. Países con mayor transmisión de COVID-19 en agosto. Carlos Gámez

Así, España comparte grupo con algunos de los países con más contagios del mundo, como Estados Unidos (el primero, con más de 6,5 millones) y Brasil (el tercero, con 4,3 millones), y supera en transmisión al segundo con más infectados, India (4,9 millones), según datos de la Johns Hopkins University.

La situación de estos países contrasta con la de diecinueve estados que en el mismo periodo fueron capaces de erradicar el virus de su territorio, de los cuales diez pertenecen a la región de Asia y el Pacífico. Entre ellos, destacan Taiwán, Tailandia y Laos, que no registraron de media ningún caso por millón al día. "Los países con una transmisión alta o muy alta están fracasando en la aplicación de medidas no farmacológicas suficientes para controlar la pandemia"

"La región de Asia y el Pacífico ha suprimido en gran medida la epidemia o, por lo menos, la ha mantenido en niveles muy bajos y con reducidas tasas de mortalidad. Europa occidental y América han tenido una propagación muy alta de la epidemia y, en muchos casos, tasas de mortalidad muy elevadas", asegura el documento publicado por la Comisión, creada el pasado 9 de julio para ayudar a los Gobiernos, la sociedad civil y las instituciones de las Naciones Unidas para responder eficazmente a la pandemia.

Y es contundente sobre el motivo: "Los países con una transmisión alta o muy alta están fracasando en la aplicación de medidas no farmacológicas suficientes para controlar la pandemia". Enfermeras, a su vuelta de vacaciones: "Volvemos a lo mismo y no sé si vamos a ser capaces de controlarlo a tiempo"Pocos test por cada caso detectado

La Comisión, asociada a la prestigiosa revista The Lancet, ofrece también datos sobre el número de pruebas COVID-19 practicadas en agosto con relación al número de nuevos casos en ese mes. 

España realizó de media 14,5 pruebas por contagio detectado, lo que supone "un nivel muy bajo de testeo", según The Lancet. De hecho, en Europa, tan solo Croacia registra una cifra inferior (14,3) y otros países, como Finlandia y Letonia, alcanzan los 473,8 y 412,8, respectivamente. Incluso Estados Unidos, uno de los más afectados por la pandemia, tiene mejores registros, con 15,4.

"Esta escasa cantidad de test es causa y efecto. Pruebas y rastreos insuficientes llevan a una transmisión elevada de la enfermedad, y una transmisión elevada sobrepasa la limitada capacidad de testeo y rastreo", afirma el texto.

El documento también contiene información sobre la tasa de reproducción, el conocido como R0, que indica cómo evoluciona la pandemia. Así, si es superior a 1, la transmisión aumenta, y, si es inferior, decae. De nuevo, España arroja un registro negativo, con un valor de 1,4. Se trata del más alto de Europa, junto con Irlanda, y solo superado a nivel mundial por Uganda (1,5). España crea un sofisticado test que detecta la Covid en 30 minutos: "No se necesitarán laboratorios o técnicos"

El único aspecto de los analizados por la Comisión en el que España no sale comparativamente tan mal parada es la tasa de mortalidad, que se sitúa en 0,5 personas por millón al día. Dista de las cifras de muchos de los países con "una transmisión muy alta" que la flanquean en el grupo, como Colombia (6,1), Panamá (4,4) y Brasil (4,4). Mala evolución de la pandemia en España

Sorprende la comparación con otros países fuertemente golpeados por la pandemia en la primera ola, como Italia, que parece haber evolucionado mejor en los últimos meses. Con 11,4 casos por millón de habitantes al día -la décima parte que en España- y 66 pruebas por caso detectado, está catalogado como un país con "una transmisión moderada".

Tampoco es más favorable la comparación con otro de los países europeos más afectados actualmente por el coronavirus: Francia, que llegó a contabilizar más de 10. 000 positivos en un día la semana pasada. A pesar de ese incremento, en agosto también pertenecía al grupo de estados con "una transmisión moderada", con 45,2 casos por millón al día y 46 test por caso.