Quito alista un centro sanitario para pacientes leves de COVID-19

Quito alista un centro sanitario para pacientes leves de COVID-19
El Municipio de Quito, capital ecuatoriana, realizó este jueves tests de diagnóstico para coronavirus al personal sanitario que prestará sus servicios en un Centro de Atención Temporal que acogerá desde este viernes a pacientes de COVID-19 con síntomas leves o moderados. El anuncio sobre el inicio de operaciones del centro "Quito Solidario", instalado en el Centro de Convenciones Metropolitano, una gran edificación que se levanta en un parque del norte de la ciudad, se da en un momento en que las autoridades evalúan la situación de la pandemia en la ciudad, para evaluar la posibilidad de levantar ligeramente las restricciones de la cuarentena. El secretario de Salud del Municipio capitalino, Lenín Mantilla, indicó a periodistas que el centro atenderá a pacientes a partir de este viernes. Y comentó que el centro acogerá a personas que hayan sido derivados o dirigidos a ese lugar por las autoridades sanitarias, pues está provisto de equipos para atender a pacientes de coronavirus con síntomas leves o moderados, pero que no requieran hospitalización o el ingreso a unidades de cuidados intensivos. Precisó que el centro tiene una capacidad instalada de 370 camas, separadas cada uno por paneles especiales, lo que permitirá la atención personalizada de cada paciente. Pichincha, de la que Quito es capital, es la segunda provincia más afectada en el país por el coronavirus, con 3. 054 casos positivos y 239 fallecidos, por debajo de la provincia de Guayas (cuya capital es Guayaquil), que lleva oficialmente 13. 482 casos confirmados y 1. 284 decesos por COVID-19. Las autoridades creen que la ciudad aún no ha llegado a lo más alto de la curva de contagio. Según Mantilla, el próximo 26 de mayo el Ayuntamiento analizará la situación con base en varios parámetros, sobre todo la capacidad de atención sanitaria disponible, el número de casos y la proyección de los niveles de contagio. Paola Pabón, prefecta de Pichincha, indicó el miércoles que existía una sola unidad de cuidados intensivos en la jurisdicción, por lo que alentó a mantener el confinamiento masivo de la población hasta finales de mayo. Remarcó que estas semanas son claves para la provincia y para la capital porque se estima que el contagio del coronavirus alcance el pico de la curva. El equipo del nuevo centro fue sometido a las llamadas pruebas "PCR" para detectar la presencia del virus SARS-CoV-2, que produce la enfermedad COVID-19. Los test de diagnóstico consistieron en la introducción por la fosa nasal de un hisopo para tomar la muestra de la mucosa y ser analizada en los laboratorios, todo bajo estrictas medidas de seguridad.