La regulación de emisiones de la UE da sus frutos: la cuota de mercado de los eléctricos se triplicará a finales de año

La regulación de emisiones de la UE da sus frutos: la cuota de mercado de los eléctricos se triplicará a finales de año
La regulación de la Unión Europea respecto a las emisiones de CO2 de los motores de combustión de la automoción se puso en marcha a inicios de este año no con pocas dificultades, sobre todo para los fabricantes, que podían enfrentarse a grandes sanciones económicas si no conseguían bajar la media de emisiones de sus vehículos matriculados. ¿Cuáles son los coches electrificados favoritos de los españoles?

Esta nueva normativa europea se promulgó con la intención de impulsar el uso y la comercialización de los vehículos electrificados y con emisiones reducidas, para así ir reduciendo los niveles de contaminación atmosférica. Y parece que la regulación de emisiones ya ha empezado a dar sus frutos. 

Según un informe publicado por la web Transport & Environment, los vehículos eléctricos van a triplicar su cuota de mercado en Europa a finales de este 2020. A pesar la pandemia y de la situación de crisis internacional, las ventas de estos vehículos han ido aumentado desde el 1  de enero y llegarán a representar el 10% del total de las matriculaciones a finales de año. El estudio igualmente vaticina que el próximo 2021, representarán el 15%. Más de 250. 000 vehículos eléctricos y 100. 000 puntos de recarga serán el primer paso del Plan Nacional de Energía

Desde la sede española de Transport & Environment han señalado que, según la proyección de venta los fabricantes mayoritarios, el año que viene uno de cada siete coches matriculados será eléctrico o con emisiones reducidas por debajo de la media. 

Sin embargo, pese a los buenos datos y los resultados de esta política antiemisiones, desde T&E avisan del riesgo de un parón posterior al año que viene en las ventas de estos coches 'verdes'. Acusan este peligro a una falta de ambiciones en los objetivos de la Unión Europea para el periodo 2025 y 2030, por lo que el estímulo a los fabricantes para la producción y venta de modelos eléctricos puede desaparecer en el próximo 2022.