Gwyneth Paltrow agota en una semana su nuevo consolador "para aliviar el aburrimiento"

Gwyneth Paltrow agota en una semana su nuevo consolador "para aliviar el aburrimiento"
Realmente hay muy pocas influencers con la increíble capacidad de, valga la redundancia, influencia que tiene Gwyneth Paltrow. Y con su eficacia. Sobre todo en los asuntos tocantes al sexo, porque la actriz de 48 años acaba lanzaba la semana pasada al mercado un nuevo consolador. . . y ya se ha agotado. Una clienta denuncia que una de las famosas velas de Gwyneth Paltrow con olor a su vagina "ha explotado"

Y da un poco igual lo que la hija adoptiva de Talavera de la Reina intente vender, como aquella lista de regalos de navidades tan "absurda como asombrosa" (tenía desde una 'ouija' a un monopatín de 4. 500 dólares, pasando por un sillón especial para parturientas) o sus famosas velas con aroma a orgasmoo las que olían como su vagina -existencias que también agotó, a pesar de admitir que las creó "drogada"-, que finalmente lo consigue gracias a un público muy fiel a su página web, Goop, que, además, es un público pudiente, hablando en términos crematísticos.

Quizá por ello las peculiaridades de la protagonista de películas como Se7en o Amor ciego -y quien ha encarnado a Pepper Potts en más películas del Universo Cinematográfico de Marvel de las que ella misma recuerda-, han llegado a cotas de paroxismo durante la pandemia y la consiguiente cuarentena.

Y su forma de que sus clientas puedan relajarse de tanto hartazgo casero no ha sido otra que poner a la venta por 95 dólares (alrededor de 80 euros) un vibrador-consolador de doble función. "Es el mejor masajeador íntimo: un extremo tiene una maravilloso acabado esférico retumbante con variedad de vibraciones para estimulación externa. Por otro lado, el extremo delgado y flexible proporciona una oscilación potente y precisa para la estimulación interna o del clítoris", reza la descripción.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de goop (@goop)

"Necesitaba matar el tiempo" ha dicho Paltrow en redes sociales sobre esta "belleza para la mesita de noche", que además de haber cuidado su estética (rosa y blanco con detalles dorados) han diseñado con un tacto aterciopelado y sedoso y resistente al agua para "jugar en la ducha".

Este "alivio para el aburrimiento" ha hecho que la propia Gwyneth Paltrow se haga Photoshop en una de las imágenes de la gala de los Oscar donde ganó el premio a Mejor Actriz en 1999 reemplazando la estatuilla por uno de sus nuevos estimuladores. "Os adelanto que yo también sé hacer memes, chicos", ha escrito la intérprete, que ya ha adelantado que repondrán pronto con más stock para que ninguna clienta se quede sin su vibrador.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Gwyneth Paltrow (@gwynethpaltrow)

Comentarios