Griso, a los manifestantes encapuchados de Balmaseda: "¿Nos tenéis que conceder la entrevista así?"

Griso, a los manifestantes encapuchados de Balmaseda: "¿Nos tenéis que conceder la entrevista así?"
Los vecinos de la localidad vizcaína de Balmaseda llevan meses denunciando la tensión que se vive en el barrio de La Penilla desde la llegada a la zona de una familia conflictiva. Un grupo numerosos de vecinos se dirigieron este domingo hasta la puerta del piso donde se aloja la familia okupa para manifestarse en contra de la actitud de estos nuevos inquilinos con el resto del pueblo. 

Este lunes, el programa Espejo público ha entrevistado en directo a los tres jóvenes organizadores de las protestas contra la ocupación de esta familia. Los invitados han aparecido en pantalla cubiertos por unas gafas, una capucha y la mascarilla para no enseñar sus rostros en televisión. "¿Nos tenéis que conceder la entrevista así?", preguntaba Susanna Griso nada más empezar asombrada. 

"Lo hacemos en estas condiciones porque últimamente aquí hay mucho miedo a este tipo de personas y en cualquier momento nos pueden reconocer y hacer cualquier cosa por la calle y hemos decidido hacerlo así", explicaba uno de los encapuchados. La presentadora no daba crédito a lo que estaba viendo y le ha sorprendido el nivel de miedo con el que viven algunos vecinos de Balmaseda. 

"¿Tan amenazados os sentís para salir con el rostro cubierto?", ha preguntado la conductora del programa. Uno de los organizadores ha contado que hace unos dos meses otro conocido y él fueron amenazados a la salida de un supermercado por uno de los miembros de esta familia. "Sentimos bastante miedo por lo que nos pueda pasar tanto a nosotros como a nuestras familias", ha añadido el invitado. "¿Qué problemas tenéis con esta familia? ¿Tan peligrosos son?", ha vuelto a preguntar la presentadora.

Los invitados han explicado que los miembros de esta familia ya ha amenazado a algunos menores y han provocado algunos destrozos en el pueblo, rompiendo los coches de varios vecinos. "Nos sentimos amenazados al ver que nuestras abuelas salen del supermercado y a algunas familias de este municipio les han robado las compras", ha explicado otro de los jóvenes. 

Los vecinos justifican las protestas para devolver la tranquilidad a la zona. Los organizadores aseguran que están reuniendo pruebas para poner el caso en manos de las autoridades y denunciar todos los supuestos delitos en los que esta familia se haya visto involucrada. Además, los manifestantes sospechan que uno de ellos abusó sexualmente de una menor del pueblo.

Comentarios