La bicicleta eléctrica que podrás guardar en una mochila

La bicicleta eléctrica que podrás guardar en una mochila
Uno de los problemas de tener una bicicleta propia y desplazarse con ella es tener que recordar siempre dónde la has dejado atada (que no te multen por ello), vigilar que no te la roben, empujarla a mano cuando se va en un grupo de amigos… y es verdad que las bicicletas eléctricas plegables no son muy cómodas de transportar, ya que esta función es más práctica para guardarlas. Un ciclomotor eléctrico a precio de bici y con estética híbrida: llega Juiced Scorpion

Pero para poner una solución a todos estos inconvenientes, un grupo de investigadores de la Universidad de Tokio han desarrollado un prototipo de una bicicleta eléctrica hinchable. Completamente hinchable y plegable para poder llevarla, sin grandes preocupaciones, dentro de una mochila.

Poimo (que así se llama el modelo y responde a las siglas Portable Inflatable Mobility) es un híbrido entre bici y patinete eléctrico ya que no tiene pedales que se infla y desinfla gracias a una pequeña bomba de aire. El peso total cuando está desplegada es de 7’8 kilos y, cuando está plegada, 2’3 kilos. Aun así, sus creadores afirman que su tamaño y peso se reducirá en las versiones finales, ya que esto es solo un prototipo.

De momento no hay muchas más especificaciones al respecto de este modelo, como la duración de su batería, el tipo de autonomía o velocidad. La única directriz es que una vez que se infla hay que conectarle los componentes rígidos (ruedas, batería, manillar) antes de poder funcionar. Tampoco se conoce el precio aproximado de Poimo ni cuándo podría salir al mercado.

El cuerpo de esta bici está hecho de ploriuletano termoplástico y otra ventaja añadida sería la reducción de daños en caso de colisión o choque, ya que este material le confiere una estructura mucho más blanda.