Aviones biplanos soviéticos convertidos en drones, la idea del ejército de Azerbaiyán

Aviones biplanos soviéticos convertidos en drones, la idea del ejército de Azerbaiyán
El conflicto entre Armenia y Azerbaiyán continúa su escalada por la disputa de la región separatista de Nagorno-Karabaj. La tensión entre ambos países y el impacto internacional va en aumento, lejos de los deseos de la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, que emplazó a ambos países a Armenia y Azerbaiyán a cesar las hostilidades en la zona. Ahora, en el ánimo de tener la mayor cantidad de recursos posibles para atacar al contrario, el Ejército de Azerbaiyán ha ideado una forma de dar salida a antiguos aviones soviéticos que tienen en sus hangares para convertirlos en máquinas de guerra más actualizadas. En concreto, se han reportado el derribo de varios aviones agrícolas biplanos An-2 de la era soviética en el frente de batalla. Unas aeronaves diseñadas en 1947 y que sirvieron para impulsar a la industria aeronáutica de la URSS una vez concluyó la segunda guerra mundial. Sin embargo, ahora Azerbaiyan las ha convertido en drones para descubrir las posiciones enemigas. Reconversión icónicaEl ejército azerbaiyano ha convertido un avión civil de la era soviética en un vehículo aéreo no tripulado ad hoc. Según informa Defence Blog un departamento especial del ejército ha desarrollado un sistema que evita que vaya un piloto humano en la cabina, sustituyéndolo por un reemplazo técnico que se instala en poco tiempo. El An-2 es quizá el modelo más importante de la historia de Antonov, mucho más que los gigantescos An-225 y los An-124 que han trascendido a la historia por su impresionante tamaño y capacidad de carga. Sin embargo, el histórico biplano sirvió no sólo para impulsar la industria soviética después de la guerra, sino también se convirtió en un recurso para todo tipo de operaciones aéreas, de militares a civiles, especialmente en el campo de la agricultura y en el transporte de pasajeros y carga entre núcleos urbanos muy aislados. Es un avión robusto, duradero, de unos 12 metros de longitud y con una velocidad máxima de casi 260 km/h. Eso sí, es desconoce su capacidad real de vuelo en el proceso de reconversión a naves sin piloto. Ya que el proceso de transformación de la aeronave no ha trascendido. El An-2 fue extremadamente popular en los países soviéticos por su capacidad para volar a baja velocidad y realizar despegues y aterrizajes en distsancias cortas. De hecho es el biplano monomotor más grande jamás construido y ha sido producido en grandes cantidades hasta el año 1991, cuando salió de la cadena de montaje el último aparato, y ampliándose de forma más 'artesanal' hasta el 2001 usando restos de piezas en Vietnam. Estrategia a seguirEl planteamiento de Azerbaiyán con los An-2 reconvertidos es que puedan ser usados para reconocer el terreno y situar dónde están las zonas conflictivas y poder trazar así una estrategia. Una suerte del Predator B del Ejército de España, pero con una solución de andar por casa. Aunque el ejército armenio ya ha dado a conocer los primeros vídeos en los que se puede ver cómo está derribando a estas aeronaves, todo parece indicar que estos particulares drones azerbaiyanos tendrán todavía recorrido. Y es que imágenes por satélite del aeropuerto de Yevlakh, al este del país, cuenta con medio centenar de aviones An-2 que, presumiblemente, se dedicarían este objetivo.