Francia se replantea el uso de hidroxicloroquina contra la COVID-19

Francia se replantea el uso de hidroxicloroquina contra la COVID-19
El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, aseguró este sábado que se replantearán el uso de hidroxicloroquina en hospitales para tratar a pacientes de la COVID-19, después del estudio que muestra que no ofrece beneficios para estos pacientes y puede tener efectos secundarios. "Tras la publicación en 'The Lancet' de un estudio alertando de la ineficacia y de los riesgos de algunos tratamientos de la COVID-19, entre ellos la hidroxicloroquina, he pedido un estudio a la inspección de medicamenos para que haga un análisis", señaló el ministro en la red social Twitter. Véran precisó que aguarda respuestas en las próximas 48 horas y que, tras las mismas, harán una revisión de las normas de prescripción del medicamento y, en su defecto, de su derogación. Un amplio estudio observacional sugiere que el tratamiento con el fármaco antipalúdico cloroquina o su análogo hidroxicloroquina no ofrece ningún beneficio a los pacientes con COVID-19 y, por el contrario, estos medicamentos pueden provocar un aumento de las tasas de mortalidad y un incremento de las arritmias cardíacas entre los pacientes de COVID-19 hospitalizados. El estudio de "The Lancet" analiza datos de casi 15. 000 pacientes con COVID-19 que recibieron cloroquina o su análogo, la hidroxicloroquina, y datos de 81. 000 pacientes control. Los pacientes son de más de 600 hospitales. Antes de estos estudios, Francia ya restringía este tratamiento a pacientes hospitalizados y a los casos más graves. Sin embargo, un prestigioso epidemiólogo francés, Didier Raoult, afincado en Marsella, defendía su eficacia en pacientes de coronavirus, lo que recibió el apoyo de ciertos sectores políticos del país.