No hay noticias buenas: España, a la cola de Europa en electromovilidad

No hay noticias buenas: España, a la cola de Europa en electromovilidad
A pesar de las ayudas y estímulos a los coches electrificados, España solo ha crecido en el primer semestre del año 9 décimas en el indicador global de electromovilidad, que valora la penetración de vehículos electrificados y la instalación de infraestructuras de recarga.

La valoración total es de 17,1 puntos sobre 100, muy por debajo de la media de los países más importantes de la Unión Europea, que está en 34 sobre 100.

Sí se ve que hay crecimiento, pero este es lento y faltan más estímulos: “la oferta disponible de modelos cada vez más amplia, pero es necesaria una dotación mayor para las ayudas a la compra, y convertir la instalación masiva de infraestructuras de recarga en un proyecto de país”, argumenta al respecto José López-Tafall, director general de ANFAC.

En el ámbito nacional, Cataluña y Madrid se sitúan en cabeza del ranking del indicador global de electromovilidad, con 24,2 y 21,1 puntos, respectivamente, sobre 100. El País Vasco ocupa la tercera posición con 18,1 puntos.

De todos modos, habrá que hacer la lectura del siguiente trimestre, en el que se notarán más los efectos del Plan Moves II, siempre y cuando no haya nuevas restricciones por el coronavirus.

En cuanto a infraestructuras, y en datos referidos al segundo trimestre de 2020, España ha sumado 272 nuevos puntos de recarga públicos, alcanzando un total de 7. 879, un valor muy bajo en relación a la media europea y que lo hunde en la última posición del ranking.