Los mejores kits de Raspberry Pi para empezar desde cero

Los mejores kits de Raspberry Pi para empezar desde cero
Los kits de Raspberry Pi son la mejor manera de iniciarse en el universo creativo del Hazlo Tú Mismo ya que incluyen todo lo que necesitas para ponerlo en marcha. Por si todavía no conoces Raspberry Pi, se trata de una placa base integrada de pequeñas dimensiones. En una tarjeta de plástico se integra el procesador, la memoria, conexiones de todo tipo, procesamiento de audio y vídeo, conectividad inalámbrica… Si lo conectas a una pantalla o televisor, ya tienes un ordenador totalmente funcional. Al ser tan pequeño y funcional, puedes usarlo para cualquier cosa que requiera de un ordenador dentro. En la página oficial de Raspberry Pi hay muchas ideas: un servidor web, una consola de videojuegos retro, un robot, un centro multimedia, un altavoz inteligente…Además, puedes montar Raspberry Pi libremente. Es decir, junto a la placa en sí misma sólo necesitas una tarjeta SD y un cargador de corriente para que funcione. A partir de ahí, puedes conectar o añadir lo que quieras, como un televisor o pantalla, ratón, trackpad y/o teclado, una carcasa, discos externos o unidades NAS, etc. Y para ponértelo fácil, si no sabes como empezar a jugar o trastear con tu Raspberry Pi, puedes probar surte con uno de los kits oficiales o no oficiales. Los hay para todos los gustos y bolsillos. Raspberry Pi 4 Desktop KitEmpezamos con el kit oficial Raspberry Pi 4 Desktop Kit, la compra más completa para iniciarte en esta placa base sin que tengas que añadir nada nuevo. Por un módico precio, este kit oficial ofrece, además de la propia placa base Raspberry Pi, teclado y ratón oficiales, dos cables HDMI, conector de corriente USB-C para alimentar el dispositivo, la carcasa oficial, una tarjeta SD de 16 GB para el software y, como acompañante inseparable, la Official Raspberry Pi Beginner’s Guide, la guía oficial para principiantes de Raspberry Pi. Con Raspberry Pi 4 Desktop Kit obtendrás un microordenador totalmente funcional que podrás completar con más elementos. Pero los básicos e imprescindibles ya los tendrás por defecto. Carcasas Retro de RetroflagEn vez de kits de Raspberry Pi, lo que ofrece Retroflag es un catálogo de carcasas donde colocar tu Raspberry y así jugar a videojuegos antiguos. Y es que las carcasas de Retroflag imitan consolas míticas como Game Boy, NES, Super Nintendo o Mega Drive de Sega. Ideal para convertir tu Raspberry en un emulador de juegos para conectar a tu televisor. Es decir, por un lado adquieres la Raspberry Pi, un conector de corriente y/o una tarjeta SD de memoria, y luego colocas todo eso en la carcasa de Retroflag. Parecerá como el original con las ventajas de la potencia de Raspberry Pi en la actualidad. Kano Computer Kit TouchKano es uno de los proyectos más longevos que aplica el uso de Raspberry en la educación para enseñar a programar. Y una de sus genialidades más recientes es el Kano Computer Kit Touch. Este ordenador por piezas destaca por ser portátil, táctil y lo tienes que montar tú. Así sabrás cómo es una computadora por dentro y te familiarizarás con Raspberry Pi. Y aunque está pensado para niños, puede usarlo cualquiera. La caja de Kano Computer Kit Touch incluye todo lo que necesitas. Además de la propia Raspberry, tienes un manual de instrucciones, un teclado, la pantalla táctil y los demás cables y componentes. Todo listo para conectar y usar. Smart Video Car Kit for Raspberry PiDesde SunFounder nos llega una propuesta muy original. Smart Video Car Kit for Raspberry Pi permite integrar una Raspberry Pi en un coche teledirigido con cámara y todo. Si quieres comprobar lo práctico que resulta usar una Raspberry Pi, ese el ejemplo más divertido con creces. En SunFounder ofrecen todo tipo de kits para Raspberry y Arduino. Entre su catálogo, destaca este vehículo todoterreno en miniatura al que puedes incluir una placa Raspberry. En su tienda encontrarás versiones que incluyen o no la placa. Eso sí, lo recibirás por piezas y tendrás que montarlo tú mismo.