La NBA apunta al 15 de julio y una fase regular de mínimos para salvar el contrato televisivo

La NBA continúa trabajando para valorar el regreso de la temporada. Si bien no será hasta el 29 de mayo cuando la junta directiva se reúna para sacar conclusiones, uno de los propietarios de Milwaukee Bucks, Marc Lasry, ha arrojado luz sobre el calendario. “Deberíamos estar jugando en una seis u ocho semanas”, ha señalado a Cnbc. Esa previsión sitúa el regreso de la NBA entorno al 15 de julio. Es una fecha a la que ha hecho referencia el base de los Brooklyn Nets, Spencer Dinwiddie, en sus redes sociales. La NBA tiene en juego un negocio de 900 millones de euros si no se disputaran los play-off, un coste que sería aún mayor si no se juega un número mínimo de partidos la fase regular. Es un factor para tener en cuenta, ya que la competición necesita que se celebren un mínimo de 70 encuentros de la temporada regular para no tener que indemnizar a las televisiones locales que tienen los derechos de emisión. En la actualidad, las franquicias han jugado entre 63 y 67 encuentros. La idea de la competición es jugar los encuentros en un lugar aislado, sin público, y en el que se disputen buena parte de los encuentros. Si bien se han barajado como sedes de concentración Las Vegas y Disney World, aún no se ha tomado una decisión. La idea de llevar a Florida los partidos es más factible por la capacidad hotelera del parque temático. Además, esta instalación es propiedad Disney, dueño de la Espn, uno de los mayores operadores audiovisuales que emite la NBA.