Dolores Cortés alcanza 10 millones en ventas y lanza nueva marca para atraer al público joven

Dolores Cortés alcanza 10 millones en ventas y lanza nueva marca para atraer al público joven
Dolores Cortés, a la conquista del público más joven. La compañía de baño, fundada en la década de los sesenta, ultima el lanzamiento de una nueva firma para atraer a las nuevas generaciones. La marca, que se llamará Lola, se lanzará en la primera quincena de marzo, según ha adelantado Dolores Font Cortés, hija de la fundadora y primera ejecutiva, a Modaes. es. Las ventas de Dolores Cortés en 2019 superaron los diez millones de euros siendo el mercado nacional su mayor cliente. El 20% de la facturación procede del exterior, siendo Portugal, Italia y México sus mercados internacionales más importantes. La empresa cuenta con una fábrica propia ubicada en Villarreal y en 2019 ha adquirido dos nuevas naves con las que ha ampliado la superficie hasta 3. 000 metros cuadrados. La empresa emplea una media de 75 personas que producen un total de 300. 000 bañadores al año. La idea es presentar una colección joven, libre y menos estructurada que la línea de Dolores Cortés”, afirma Dolores Font Cortés. La empresa está pilotada por Font desde la década de los ochenta y lleva trabajando en el lanzamiento de esta nueva insignia desde enero de 2019 pensando en atraer la atención de “una chica activa, dinámica, que le gusta la moda y sus tendencias y quiere vestir artículos especiales”. Lola estará integrada por una colección de treinta modelos diferentes y los precios oscilaran entre 45 euros y 55 euros, un rango más económico a los que se comercializan los diseños de baño de Dolores Cortés, que varían entre 55 euros y 120 euros. “Queremos tener un escandallo honrado, cobrar lo que vale, pero sin pasarnos para que la gente pueda acceder a ellos con tranquilidad”, expone Dolorés Font Cortés. La nueva marca de Dolores Cortés busca alcanzar un público más joven y han diseñado los modelos pensando en mujeres de entre 20 años y 35 años. “Son muchos los jóvenes que vienen a visitarnos cada año y consideran que el producto de Dolores Cortés es para mujeres más adultas que ellas”, cuenta la propietaria de la empresa. “Las formas de Lola, sus patronajes, diseños y estampados se han estructurado pensando en las chicas más jóvenes”, añade la empresaria. A partir de la primera quincena de marzo, Lola se comercializará en las siete tiendas propias que Dolores Cortés tiene en Villarreal, Valencia, Benidorm, Peñíscola, Cambrils y Salou. La nueva marca también estará disponible en los dieciocho puntos de venda multimarca con los que trabaja, y en treinta de los noventa corners de El Corte Inglés donde está presente. Además, los treinta modelos de Lola también se podrán comprar en su plataforma online, y en su market place de El Corte Inglés. Dolores Cortés también trabaja por acabar con la estacionalidad de su red de tiendas propias, que hasta 2019 sólo abrían en verano. El pasado año ha sido el primero en el que las tiendas de Valencia y Benidorm han abierto sus puertas durante la temporada invernal, y de cara a la temporada que viene estudia la opción de hacerlo con las cuatro tiendas restantes. Para ello, Dolores Cortés baraja la opción de diversificar su catálogo más allá de la moda de baño y presentar colecciones de vestir que sean independientes a los diseños que llevan produciendo desde hace más de cincuenta años. “Estamos haciendo ensayos, todo está en una fase muy inicial y antes de tomar una decisión final queremos ver cómo funciona, y qué tipo de productos les gusta a nuestros clientes”, cuenta Dolores Font Cortés.