La primera cámara bajo la pantalla de Samsung no estará en un móvil sino en un portátil

La primera cámara bajo la pantalla de Samsung no estará en un móvil sino en un portátil
El año 2021 será el que marque el inicio de una nueva era de smartphones en España que monten la famosa tecnología de incluir la cámara bajo la pantalla. De hecho, ya podemos comprar teléfonos así en el mercado (no sin sus problemas derivados), por lo que ese parece el siguiente paso a seguir. Se esperaba que los Samsung Galaxy que se iban a presentar hoy en España siguieran dicho camino. Y no ha sido así. Si bien es cierto que los Samsung Galaxy S21 no incluirán esta tecnología (seguramente por no estar aún madura), sí lo hará otro producto: un ordenador portátil. Uno que se ha anunciado pero que aún no ha cobrado forma, llamado Samsung Galaxy Blade Bezel. Como su nombre indica, este portátil tendrá como principal característica la cámara bajo la pantalla, que permitirá al dispositivo tener un ratio de pantalla del 93%, con unos bordes casi inexistentes. El primer portátil con esta cámaraSamsung Galaxy Blade Manuel FernándezSamsung Display mostró este teaser del Samsung Galaxy Blade Bezel en su página de Weibo, la popular red social ubicada en China. En el vídeo se explican pocos detalles sobre sus características técnicas, pero sí se expone que será el primer dispositivo (salvo sorpresa) de Samsung que monte la cámara bajo la pantalla. La pantalla será OLED y el grosor de la pantalla será de un milímetro, pesando 130 gramos. Por el resto, no se sabe absolutamente nada sobre sus características técnicas o el precio que tendrá el ordenador, aunque presuponemos que si monta la cámara bajo la pantalla, no será especialmente barato. Este ordenador portátil, salvo sorpresa, sería además el primer portátil comercial en montar esta tecnología, lo que haría ascender el precio todavía más. Tiene más sentido en un portátilPero ¿por qué tiene más sentido en un portátil? Como ya hemos visto en otros teléfonos con esta tecnología como el pionero ZTE Axon 20 5G, el sistema tiene un problema grave; la cámara delantera pierde muchísima calidad al tener el cristal de la pantalla delante. En un teléfono que usaremos para hacernos muchos selfies, esto puede ser un problema. Pero un ordenador portátil usa su cámara frontal para otras cosas, como una conferencia online, una videollamada básica, etcétera. O incluso puede que no la usemos nunca. La mejora estética es mucho más obvia en un portátil que tendrá unos marcos ínfimos y no tanto en un móvil, que puede tener el famoso agujero en pantalla para mejorar los marcos. Un usuario podría querer la ventaja de los marcos en pantalla reducidos incluso aunque nunca use la cámara frontal, ya que la tenemos escondida en la pantalla y se queda ahí sin que moleste, ganando más espacio en la pantalla.