Por qué deberías usar cápsulas de café de marca blanca: el mito de que dañan la máquina

Por qué deberías usar cápsulas de café de marca blanca: el mito de que dañan la máquina
La cafetera de cápsulas se ha convertido en la opción más extendida para hacer café en las cocinas españolas: rapidez, comodidad y múltiples variedades de café a elegir. De este modo, muchos optan por las cafeteras de cápsulas de las marcas más tradicionales, marcas que venden sus propias cápsulas. Receta de café de calabaza o 'Pumpkin Spice Latte'

Aunque hay cápsulas de marca blanca que sirven para este tipo de cafeteras, muchas personas prefieren no usarlas por el mito de que la cafetera puede estropearse con el paso del tiempo y que su resultado no es satisfactorio. ¿Qué pasa si se usan cápsulas de marca blanca?

El uso de cápsulas de marca blanca en una cafetera de marca, a pesar del mito de que se estropeará y el resultado no será el mismo, es recomendable, no solo porque las máquinas de café resisten perfectamente, sino porque el sabor coonvence a los usuarios y el ahorro está asegurado. 

La Organización de Consumidores y Usuarios ha llevado a cabo un estudio sobre este tipo de cápsulas de marca blanca, llegando a la conclusión de que el uso de uno u otro tipo de cápsula no influye en la durabilidad de las máquinas.

Así, la OCU utilizó una máquina de la marca Nespresso y en una de ellas se usaron las cápsulas de café de esa misma marca y, en otra, unas de marca blanca compatibles. Así, se analizó la durabilidad o resistencia, el volumen, el tiempo de preparación, el consumo, la temperatura del café y el sabor. 

Se hicieron un total de 1. 700 cafés, lo que equivale a dos cafés diarios durante dos años. En ambas cafeteras y se midió la fuerza necesaria para agujerear la primera cápsula, y la que hizo falta para horadar la última y no hay diferencias significativas, además de que no se aprecian daños ni en las máquinas, ni en las cápsulas.

En cuanto al sabor, los degustadores, que no sabían qué café estaban bebiendo, sí que valoraron un poco mejor los cafés de Nespresso que los de marca blanca, aunque las diferencias son muy ligeras, muy poco reveladoras, según la OCU.

Por último, hay que saber que se pueden ahorrar entre 70 y 100 euros al año en café usando cápsulas de marca blanca, con la tranquilidad de que la máquina no se va a resentir.