La UE evalúa "la disponibilidad de medicamentos y suministros" ante "las amenazas para la salud mundial del coronavirus"

La UE evalúa "la disponibilidad de medicamentos y suministros" ante "las amenazas para la salud mundial del coronavirus"
Coordinación, tranquilidad, cooperación. Son las principales consignas que han querido trasladar los ministros de Sanidad de la UE en su reunión extraordinaria de este jueves en Bruselas. Así, "conscientes de que la situación epidemiológica todavía está evolucionando, la UE y sus Estados miembros deben seguir actuando con determinación y de manera coordinada para hacer frente a la amenaza que representa el COVID-19 y prevenir la ulterior transmisión, a la UE y en su interior, del virus 2019-nCoV, causa de dicha enfermedad". De esta manera, la UE reconoce que el coronavirus "constituye una amenaza para la salud pública que puede llegar a tener alcance mundial, en particular debido a los volúmenes elevados y a la frecuencia de los viajes internacionales en un mundo globalizado". El consejo de la UE ha pedido las siguientes medidas a los Estados miembros "para garantizar la protección de la salud pública, teniendo en cuenta la especial atención que debe dedicarse a todas las formas de viaje internacional": que todos los puntos de entrada de la UE dispongan de medios para ofrecer la información y la orientación necesarias a las personas con un mayor riesgo de ser portadoras del virus; planes y recursos precisos para dispensar una atención adecuada en los entornos asistenciales a los portadores presuntos y confirmados del virus; que se comunique información, en toda la UE, a los viajeros internacionales que lleguen o estén en tránsito desde las zonas afectadas; que se dé orientación e información al personal sanitario y a la población en general; que el personal hospitalario que trate a los pacientes disponga de protección adecuada; y que se cumplan las recomendaciones de la OMS. Así mismo, el Consejo también ha pedido a la Comisión Europea que tome una serie de medidas: que facilite el intercambio de información y la cooperación; que apoye propuestas de medidas coordinadas para las siguientes fases posibles del brote; que se activen los mecanismos de financiación existentes para respaldar la cooperación entre los Estados miembros en la preparación ante la amenaza para la salud que supone el coronavirus y la respuesta a ella, con arreglo a programas y actividades de la UE existentes; que siga examinando todas las posibilidades disponibles, especialmente la contratación conjunta, para facilitar el acceso necesario a los equipos de protección que los Estados miembros necesitan; que promueva entre los Estados la armonización de medidas adecuadas destinadas a proteger y salvar vidas, así como la aplicación coherente y adecuada de normas para las contramedidas no farmacéuticas como el aislamiento, la cuarentena y la limitación de los contactos sociales; y que evalúe las consecuencias que las amenazas para la salud mundial como el COVID-19 tienen en la disponibilidad de medicamentos en la UE y la seguridad de las cadenas de suministro.