Adolfo Domínguez encoge sus ventas un 67% en el primer trimestre y engorda sus pérdidas

Adolfo Domínguez encoge sus ventas un 67% en el primer trimestre y engorda sus pérdidas
Adolfo Domínguez también sufre el impacto del coronavirus. La compañía gallega de moda ha cerrado el primer trimestre de ejercicio, comprendido entre marzo y mayo, con sus ventas y resultado a la baja por el impacto de la pandemia. La empresa ha registrado unas pérdidas de 8,1 millones de euros en el periodo, frente a los números rojos de 1,4 millones de euros del mismo periodo de un año atrás. El resultado operativo de la empresa ha registrado pérdidas de 4,6 millones de euros. Las ventas del grupo, por su parte, se redujeron un 67% entre marzo y mayo, hasta 6,7 millones de euros, frente a los 20,5 millones de euros del mismo periodo de un año atrás. Las ventas comparables encogieron un 68,3%. En marzo, la facturación de Adolfo Domínguez se redujo un 8,5%, mientras que en abril el retroceso fue del 23,8%. En el quinto mes del año, la compañía gallega registrí una caída de ventas, con un descenso del 35,1%. Durante el periodo, la empresa mantuvo cerrado el 92% de su red comercial. El negocio online de Adolfo Domínguez ha sido el único que ha evolucionado en positivo en el primer trimestre, registrando una subida del 52,3% en el periodo. En el periodo, la empresa ha renovado su plataforma web, que incluye inteligencia artificial y un servicio de personal shopper. El servicio está disponible para los clientes de Adolfo Domínguez en Europa, Estados Unidos y México. “A día de hoy tenemos ya el 88% de nuestra red comercial reactivada, la reapertura permite recuperar ventas, pero el nivel de consumo está lejos de la normalidad”, ha explicado Antonio Puente, director general de la empresa. “En agosto, por ejemplo, las ventas se mantuvieron un 25% por debajo de lo habitual, la evolución del consumo marcará el ritmo en este año anómalo, en el que la innovación, la digitalización y el contar con una red comercial optimizada y flexible serán las palancas que nos impulsen hacia delante”, ha señalado el directivo. La compañía también ha reducido sus ventas en todos los mercados donde opera. En el primer trimestre, el retroceso en Europa fue del 80,6%, mientras que en México la caída de las ventas fue del 15,5%. En Japón, la cifra de negocio de la empresa descendió un 59,4% y el resto del mundo la caída fue del 82,6%.