Justo reparto de puntos en un partido muy disputado

Justo reparto de puntos en un partido muy disputado
El Eibar ha sumado un punto en Ipurua en la visita de Osasuna en un partido muy disputado en el que ambos equipos han derrochado pundonor y pelea, pero han adolecido de falta de acierto cara a la portería.

Tras un inicio con mejores sensaciones a cargo de los visitantes, el partido se ha equilibrado y se ha producido una enconada lucha por controlar los balones aéreos y las segundas jugadas y con dos equipos empeñados en jugar en campo contrario.

La ordenada disposición defensiva de uno y otro equipo ha impedido la generación de mucho peligro, si bien ambos porteros han acertado en las ocasiones en las que han tenido que intervenir.

En el minuto 16, Enric Gallego ha estado cerca de marcar, pero su cabezazo se ha ido fuera por poco. En el 23 la réplica ha llegado de la mano de Takashi Inui, que ha protagonizada una brillante acción individual culminada con un derechazo que ha rechazado Sergio Herrera con apuros.

En la segunda mitad, el Eibar se ha mostrado más incisivo y dominador, pero Osasuna no ha renunciado a llegar con peligro a las inmediaciones de Dmitrovic. En el minuto 74, un cabezazo de David García ha estado a punto de entrar en la portería armera.

Un minuto después, quien ha tenido el gol en sus botas ha sido el debutante Bryan Gil, que ha lanzado un zurdazo ajustado que ha dado en el poste tras tocar Herrera.

Además de Bryan, también ha debutado con el Eibar Alejandro Pozo, al tiempo que el jugador del filial Miguel Ángel Atienza ha sido titular por primera vez con el primer equipo.