Burberry sufre el golpe del Covid-19: reduce sus ventas un 2% y gana un 57% menos en el último ejercicio

Burberry sufre el golpe del Covid-19: reduce sus ventas un 2% y gana un 57% menos en el último ejercicio
Burberry sufre el golpe del coronavirus. La compañía británica de lujo, que cotiza en la bolsa de Londres, ha cerrado el último ejercicio con unas ventas de 2. 633 millones de libras (2. 934 millones de euros), un 3% menos. La empresa, que finaliza su año fiscal en marzo, redujo sus ventas comparables un 27% sólo en el último trimestre, en el que el 60% de sus tiendas estaban cerradas. El resultado operativo de la empresa se hundió un 57%, hasta 189 millones de libras (210 millones de euros), y su margen pasó del 16,1% al 7,2%. Con todo, parte de la desviación se debe a la aplicación de la normativa Niif16. La empresa atribuye toda la caída de las ventas al impacto del coronavirus. De hecho, en los nueve primeros meses del ejercicio la empresa acumulaba un aumento de las ventas comparables del 4%. La facturación de las tiendas propias se redujo un 3%. Burberry mantiene su plan de reorganización de su parque comercial, aunque prevé trasladar los cierres previstos, unos 23, a 2021. En el canal multimarca, las ventas se redujeron un 3% mientras que los ingresos por licencias se incrementaron un 1%, aupados por la línea de óptica. Aun así, Burberry empieza a ver los primeros síntomas de recuperación. En lo que va de año natural, China continental y Corea del Sur están ya por encima del mismo periodo del año pasado. Además, la empres subraya que sus seguidores y engagement en redes sociales ha crecido a doble dígito en todo el mundo, también durante la crisis. Tras el estallido de la pandemia, la compañía puso en marcha un plan de contingencia con el que prevé ahorrar 125 millones de libras (139 millones de euros) este año y 140 millones de libras (156 millones de euros) hasta 2021. “Hemos tomado acciones rápidas para mitigar el impacto financiero en nuestro negocio -sostiene Marco Gobbetti, consejero delegado del grupo, en un comunicado-; tenemos un fuerte balance y liquidez, con espacio para invertir cuando los mercados se recuperen”. La empresa ha descartado hacer previsiones para el cierre del ejercicio pero anticipa un “impacto severo” en el primer trimestre (que finaliza en junio), ya que el 50% de las tiendas están cerradas.