Más de 2,1 millones de niños en España son pobres

Más de 2,1 millones de niños en España son pobres
Un 27,4% de los menores en España está en riesgo de pobreza o exclusión social. Esto se traduce en más de 2,1 millones de niños, según Save The Children que desde donde denuncian que la última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (2019) “no reflejan el impacto de la pandemia en las familias más vulnerables”.

Por ello, la organización advierte de que la pobreza infantil se incrementará por culpa de la Covid y alcanzará al 33% de los niños a finales de este año y destaca que serán los hogares con menores a cargo los que más sufran los efectos de la crisis económica.

A través de un comunicado, la organización apunta que el riesgo de pobreza de las familias monoparentales, en su mayoría encabezadas por una mujer, aumentará del 41,1% hasta el 48% por culpa de la crisis sanitaria. Es más, Save the Children presume de que los datos de la Encuesta de Población Activa, referentes al segundo trimestre de 2020, confirman sus propias estimaciones: que el número de hogares sin ingresos con al menos un menor a cargo subió un 35% entre el primer y segundo trimestre de este año; es decir, que uno de cada cuatro hogares sin ingresos en el primer y segundo trimestre de 2020 era una familia con al menos un menor a cargo.

"El riesgo de pobreza no es igual para todos. Si no tomamos medidas urgentes para reducir la desigualdad y la pobreza entre aquellas familias que más lo necesitan, corremos el riesgo de dejar a toda una generación atrás. Debemos actuar, a nivel estatal y europeo, para acabar con esta lacra que tanto afecta al desarrollo y al bienestar de la infancia en España", afirma Andrés Conde, director general de Save the Children.

Teniendo en cuenta el coste mínimo para poder criar a un niño en condiciones dignas oscila entre los 480 y 590 euros al mes, "unas cantidades inasumibles para muchas familias en el actual contexto de crisis económica", la organización reclama "el mantenimiento de la prestación por hijo a cargo para los niños y las niñas que no quedan cubiertos por el ingreso mínimo vital (IMV) y su aumento, de forma gradual, hasta alcanzar los 100 euros mensuales". 

Para Save the Children la solución pasa por "realizar una reconfiguración de las rentas autonómicas, con el fin de que “apoyen a las familias con hijos a cargo a las que no llega el ingreso mínimo vital, y a aumentar la cuantía de la prestación a las familias con hijos que se encuentran en situación de pobreza severa”. También aplicar "el aumento gradual del límite de acceso al ingreso mínimo vital desde los 5. 538 euros actuales hasta los 9. 009 euros anuales, para que todas las familias lleguen a tener unos ingresos mínimos equivalentes al umbral de la pobreza en España". 

Pues, como recuerda Conde, "medidas como la prestación por hijo a cargo no son solo una cuestión de justicia social sino de eficiencia, que puede ayudar a miles de familias a salir adelante". "Si queremos erradicar la pobreza que sufren los niños y las niñas en España debemos valorar estos costes en términos de inversión, y no de gasto, y tener en cuenta que la pobreza infantil tiene un coste de aproximadamente 5 puntos sobre nuestro PIB", señala el director general.