Los repatriados de Wuhan agradecen el trato recibido en el Hospital Gómez Ulla

Los repatriados de Wuhan agradecen el trato recibido en el Hospital Gómez Ulla
Las personas repatriadas de Wuhan que han recibido este jueves el alta tras pasar la cuarentena en el Hospital Militar Gómez Ulla de Madrid han agradecido "de por vida" el trato recibido por parte del personal que les ha atendido y han recalcado que salieron de China igual que ahora lo hacen de esta clínica, como personas sanas. Pedro Morilla ha sido el encargado de comparecer ante los medios de comunicación, junto a Oliver Cuadrado, otro de los repatriados, para leer una declaración conjunta en nombre de la veintena de personas que el pasado 31 de enero fueron repatriadas desde la ciudad china de Wuhan, epicentro del coronavirus, hasta Madrid, para pasar la cuarentena. Han agradecido el trato tanto al Gobierno de España como al consulado español en Pekín, y al Ministerio de Sanidad y a todas las instituciones que hicieron posible que fueran repatriados desde Wuhan, así como a sus familias por el apoyo recibido "en momento complicados". "Agradecer de por vida el trato recibido en el hospital por todo el cuerpo medico, doctores, enfermeros, auxiliares, celadores, personal de la planta 12, ellos saben por qué, y al personal de cocina, todos han propiciado que nuestra cuarentena y estancia haya sido mucho mas llevadera de lo que en principio podíamos imaginar", ha asegurado Morilla en nombre del grupo. Al igual que ha hecho el personal sanitario que les ha atendido y que minutos antes han comparecido también antes los medios, Morilla ha insistido en que salieron de China siendo personas sanas y, tras numerosos controles médicos para certificar su estado de salud, salen del hospital "con diploma incluido", siendo personas sanas. "Nos podéis dar abrazos, besos, sin ningún peligro", ha dicho Morilla, director deportivo del Wuhan Shangwen, quien ha pedido, asimismo, solidaridad y comprensión con las personas chinas que residen en España, porque son gente que está sana. Tras mandar ánimos y fuerza a China para que supere pronto la epidemia, Morilla ha asegurado que en cuanto se recobre la normalidad en Wuhan, una ciudad que ha calificado de alegre, les gustaría volver. "Estamos con la mente puesta allí", ha apostillado. En este caso hablaba en nombre del personal que forma parte del club deportivo, doce de los 21 repatriados.